En la foto, Marc Lamparello durante su arresto el año pasado. (AP)

Nueva York — El profesor universitario que fue acusado el año pasado de llevar gasolina y encendedores a la Catedral de San Patricio en Nueva York murió, según su representante legal.

El abogado Christopher DiLorenzo indicó que su cliente Marc Lamparello se privó de la vida el pasado 17 de abri. Lamparello había sido liberado de un hospital psiquiátrico el mes pasado debido a la propagación del nuevo coronavirus.

Lamparello, de 38 años y oriundo de Hasbrouck Heights, Nueva Jersey, fue arrestado el 17 de abril de 2019 después de ingresar a San Patricio con dos latas de gasolina, líquido inflamable y encendedores de butano, de acuerdo con las autoridades.

El hombre había sido detenido en la Basílica del Sagrado Corazón en Nueva Jersey a inicios de semana y había reservado un vuelo a Roma, señalaron las autoridades.

Un juez de Manhattan determinó que Lamparello no estaba apto mentalmente para enfrentar un juicio después de su detención. Se esperaba que fuera presentado ante un tribunal de salud mental después de pasar por un proceso de rehabilitación en el Centro Forense Mid Hudson y posteriormente evaluado por personal de la corte, que recomendó su participación en el programa.

Sin embargo, DiLorenzo dijo que luego de ser liberado del centro Mid Hudson el mes pasado, el estado de Lamparello "retrocedió sin el tratamiento terapéutico".

"Era una buena persona, pero tenía problemas de salud mental", dijo DiLorenzo.

Los fiscales detallaron que Lamparello, que impartió cursos de filosofía como profesor adjunto en Lehman College de la ciudad de Nueva York y en la Universidad Seton Hall en Nueva Jersey, pasó mucho tiempo vigilando las actividades en San Patricio.

Lamparello se declaró inocente de tratar de causar un incendio y de conducta imprudente.


💬Ver 0 comentarios