Imagen del desinfectante del estado de Nueva York. (Agencia EFE)

Nueva York - El estado de Nueva York comenzará a fabricar desinfectantes de manos para uso en centros públicos ante la escasez y el encarecimiento de este producto por la crisis desatada por el coronavirus, que ya afecta a 142 personas en esta región.

"Hemos escuchado a los gobiernos locales (que se han quejado) de que la adquisición de desinfectantes de manos ha sido un problema real", dijo Cuomo en una rueda de prensa.

La empresa encargada de su fabricación será Corcraft, que depende del Departamento de Correccionales y que emplea a presos para que "desarrollen sus habilidades, la ética laboral, el respeto y la responsabilidad".

El gobernador explicó que el estado producirá 378,000 litros semanales de este producto, que será distribuido a agencias estatales, a colegios, al sistema de transporte y a las cárceles, entre otros lugares, "porque no se puede conseguir en el mercado y cuando se consigue el precio es muy, muy alto".

Cuomo describió el nuevo desinfectante como "un producto superior a los que hay en la actualidad en el mercado (...) con un 75 por ciento de alcohol y con un aroma floral muy agradable", y precisó que se empezará a distribuir inmediatamente en la localidad de New Rochelle, situada en el condado de Westchester, donde se encuentra el mayor foco de contagio del estado.

Un total de 98 personas han dado positivo en este condado, 19 en la ciudad de Nueva York, 17 en el condado de Nassau y otras ocho en otras cuatro regiones.

En su intervención, Cuomo también amenazó a la empresa de fabricación de desinfectantes de manos Purell y a las plataformas de venta por internet Amazon y E-Bay con comercializar el nuevo producto si elevan los precios de los desinfectantes de manos.

"Purell, señor Amazon y señor E-Bay, si continúan subiendo los precios introduciremos nuestro producto que es superior y el suyo ni siquiera tiene aroma a flores, así que dejen de subir los precios", dijo con cierta sorna el gobernador, antes de apuntar que el precio de producción por litro es de 1,6 dólares.

Sin embargo, por ley, Corcraft, que produce dentro de las prisiones, solo puede vender sus productos a las agencias y centros públicos.

La semana pasada, Cuomo amenazó a los dueños de comercios con retirarles las licencias de venta si hinchan desmesuradamente los precios de productos relacionados con el coronavirus.


💬Ver 0 comentarios