El Capitolio de Estados Unidos. (GFR Media)

Washington - Por el momento, el nuevo proyecto de estímulo económico federal que la mayoría de la Cámara baja federal se propone aprobar mañana es una lista de los asuntos de política pública que los demócratas consideran claves para mitigar esta etapa de la emergencia que causa el coronavirus.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ha descartado aceptar ahora esa medida e incluso advertido que no prevé volver a legislar un proyecto de estímulo económico hasta junio.

McConnell sostuvo que la legislación demócrata, que en total asignaría unos $3 billones (trillions en inglés), es todo lo que no debería ser un nuevo proyecto de estímulo económico federal.

Pero, los estimados preliminares del impacto en Puerto Rico que permite detallar el nuevo proyecto demócrata de estímulo económico federal apuntan a que la medida – de convertirse en ley, lo que parece improbable-, asignaría a la isla por lo menos unos $20,000 millones.

Algunas de las propuestas que han podido ser detalladas preliminarmente por este medio apuntan a que la isla se beneficiará principalmente de un fondo para ayudar a las finanzas de los gobiernos estatales, que en el caso de los territorios alcanza los $20,000 millones.

De ese fondo, el gobierno de Puerto Rico recibiría, según el análisis de El Nuevo Día, cerca de $10,650 millones.

Pero, el lenguaje del proyecto de ley permite estimar que habrán por lo menos otros $9,000 millones para la isla, sin tomar en cuenta los cientos de miles de millones de dólares que se asignan para ayudar a gobiernos locales, hospitales, escuelas y en el área de vivienda, que no son desglosados.

Aunque las propuestas del proyecto dependerán de futuras negociaciones con los republicanos, las ideas demócratas ayudarán a formar la próxima legislación de estímulo económico.

A continuación algunas partidas claves de la legislación demócrata:

1. Fondo de asistencia fiscal a los gobiernos estatales ($10,650 millones)

Bajo la legislación demócrata, los territorios recibirían $20,000 millones para atender sus problemas financieros. La mitad de esos fondos, unos $10,000 millones, se dividirían por partes iguales entre los cinco territorios, Puerto Rico, Islas Vírgenes estadounidenses, Guam, Islas Marianas del Norte y Samoa americana. Es decir, cada uno recibirá $2,000 millones.

Los otros $10,000 millones se distribuirán a base de la población. Puerto Rico, dependiendo el año que se tome como base, ha tenido entre el 86% y el 90% de la población total de los cinco territorios. Bajo la población estimada de 2018, Puerto Rico recibiría, aproximadamente, otros $8,640 millones.

2. Fondos de asistencia por desempleo (¿$3,900 millones?)

El proyecto demócrata propone extender la asistencia federal por desempleo de $600 semanales, que expira en julio, hasta el 31 de enero de 2021. El gobierno de Puerto Rico – que no acaba de distribuir ese dinero-, ha calculado que entre abril y julio, esa asistencia representará una inyección de $3,900 millones. La medida demócrata extendería esa asistencia otros seis meses. No se puede conocer en este momento cuánta gente volverá a trabajar del grupo que ahora está desempleado, pero no es atrevido calcular que con dos meses más de asistencia por desempleo y sin una vacuna contra el coronavirus, el impacto en la isla de una segunda ronda de asistencia por desempleo pueda por lo menos estar cercano a los $3,900 millones.

3. Cheque federal (más de $3,000 millones)

-La legislación demócrata propone un segundo cheque federal de por lo menos $1,200 para la abrumadora mayoría de los ciudadanos – los que ganan hasta $75,000-, incluidos los residentes de Puerto Rico. Este segundo cheque, dependiendo de los ingresos, puede representar hasta $2,400 para una pareja con ingresos de hasta $150,000. Pero, además, se le suman otros $1,200 por cada dependiente, hasta un máximo por familia de $6,000.

El primer cheque federal aprobado bajo la ley Cares, según el Departamento de Hacienda, representa un pago total de $3,000 millones. Bajo Cares, una familia de cinco podía recibir hasta $3,900. Ahora, los demócratas proponen un cheque máximo de $6,000 para esa familia. Por eso, si se aprobara la propuesta demócrata, el impacto económico en la isla sería mucho más alto de los $3,000 millones de la primera ronda de cheques a individuos y familias.

4. El financiamiento federal para que existen créditos por ingresos devengados (EITC) y niños dependientes (CTC) comparables a los de Estados Unidos ($1,400 millones).

Ese lenguaje fue aprobado en febrero por la Cámara de Representantes de Estados Unidos como parte de la medida que busca mitigar los daños causados por los terremotos. Pero, la legislación fue frenada por la Casa Blanca y los republicanos del Senado. Por segunda ocasión durante la emergencia del coronavirus, los demócratas incorporan esa propuesta en una legislación de respuesta al virus. El Comité Conjunto de Asuntos Contributivos ha calculado en $1,400 millones anuales el impacto de esa propuesta.

5. Asistencia alimentaria ($285 millones)

El proyecto demócrata propone un aumento de 15% en la asistencia alimentaria a los estados y territorios. Puerto Rico recibe anualmente cerca de $1,900 millones, por lo que ese incremento pudiera representar unos $285 millones.

6. Fondos para carreteras ($60 millones)

La legislación asigna directamente a la isla $60 millones a través de la Administración de Carreteras.

7. Financiamiento de la Reserva federal

En teoría el lenguaje abre la puerta a préstamos de la Reserva federal para deuda que provoca el COVID-19, aunque no está claro si Puerto Rico cumpliría con las exigencias del programa que tiene en marcha el banco central estadounidense para asistir a estados y localidades estadounidenses.

8. Asignaciones no precisadas.

Hay cientos de miles de millones en asignaciones para gobiernos locales, como los municipios, hospitales, pruebas, escuelas y universidades y alquiler de vivienda que no son desglosadas por jurisdicciones en la legislación y dependerían de la distribución que hicieran los departamentos de la Rama Ejecutiva, otra vez, si este proyecto tuviese oportunidad de convertirse en ley. Por ejemplo, la partida a los municipios y gobiernos locales alcanza los $375,000 millones, un fondo que definitivamente tendría un impacto importante en la isla.


💬Ver 0 comentarios