Cientos de personas se reunieron al año de la matanza para realizar una vigilia. (Carla D. Martínez / Especial GFR Media) (semisquare-x3)
Cientos de personas se reunieron al año de la matanza para realizar una vigilia. (Carla D. Martínez / Especial GFR Media)

Miami - Padres de cinco de los catorce estudiantes que murieron en el tiroteo perpetrado en 2018 en una escuela de Parkland en Florida presentaron hoy cinco demandas por negligencia contra el distrito escolar, la oficina del alguacil del condado Broward y un centro de tratamiento psiquiátrico.

Los padres de los cinco estudiantes asesinados en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, donde se produjo la matanza, en la que también murieron tres maestros, incluyeron además en la demanda al exagente de la Policía encargado de la seguridad del instituto, Scot Peterson, y a Andrew Medina, un monitor del centro educativo.

Se trata de las primeras cinco demandas de un total de veinte que los padres de estos estudiantes asesinados tienen intención de presentar contra las autoridades académicas y policiales del condado por "negligencia voluntaria y sin sentido".

Las cinco demandas fueron interpuestas por los padres de los estudiantes Alyssa Alhadeff, Samantha Fuentes, Samantha Grady, Kyle Laman y Samantha Mayor, cinco de los 14 estudiantes y 3 adultos que murieron en el tiroteo perpetrado por Nikolas Cruz, de 19 años, un exalumno del centro.

La demanda señala que el Distrito Escolar de Broward tenía la obligación de haber calibrado el peligro que implicar Cruz y que la Policía del citado condado actuó con "negligencia" al no cumplir con una normativa sobre tiroteos que establece como prioridad neutralizar al disparador o atacante.

De hecho, el exalguacil de Broward, Scott Israel (suspendido de su cargo), acusó entonces Peterson, el encargado de la seguridad del instituto, de actuar como un "cobarde" en el momento del tiroteo.

Peterson fue suspendido de sus funciones después de que unas imágenes de vídeo grabadas durante la masacre le mostraran fuera del instituto oculto, sin intentar entrar para disminuir al tirador.

El otro demandado por negligencia, Medina, es acusado de ver al atacante, en la escuela y supuestamente solo advertir a los guardias de seguridad que tuvieran cuidado y, en ningún caso, emitir una "alerta de código rojo".

La demanda incluye al centro Henderson Behavioral Health, donde Cruz recibió asistencia psiquiátrica, por no alertar a la escuela y la junta escolar sobre el peligro que representaba Cruz.

El autor confeso del tiroteo, de 20 años, está acusado de 17 cargos de asesinato en primer grado.

Recientemente, Cruz ofreció a la Fiscalía la opción de declararse culpable si retiraban la petición de pena de muerte, pero el Estado rechazó este acuerdo.

El joven, que permanece preso sin derecho a fianza, desató la que es considerada la peor matanza en un centro educativo de Florida cuando el pasado 14 de febrero de 2018 entró en este colegio de la localidad de Parkland y mató con un rifle semiautomático a 17 personas.


💬Ver 0 comentarios