(José A. Delgado)

Washington – Con el apoyo de congresistas demócratas, grupos de la diáspora protestaron hoy en Washington D.C., Nueva York y Filadelfia por el lento desembolso en los fondos de reconstrucción de Puerto Rico que maneja el Departamento de la Vivienda federal (HUD) y advirtieron que ese mismo retraso ha dejado a la isla menos preparada para responder a los recientes terremotos.

Aunque destacaron que la presión que ejercen ha logrado que HUD comience a reaccionar al retraso en el desembolso de la abrumadora mayoría de los $20,500 millones en fondos asignados a la Isla bajo el programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), indicaron que combatirán los esfuerzos del gobierno de Donald Trump por imponerle nuevos controles a la isla en el uso de esas asignaciones.

La congresista puertorriqueña Nydia Velázquez (Nueva York), una de las oradoras de la manifestación de esta noche frente a las oficinas de HUD en Washington D.C., sostuvo que si el gobierno de Donald Trump quiere imponer nuevos controles sobre el uso de los fondos CDBG-DR en Puerto Rico, la mayoría demócrata de la Cámara baja trabajará para quitarlos.

Velázquez confirmó que en la reunión de hoy del caucus demócrata de la Cámara baja se discutió la posibilidad de demandar a HUD si continua el freno en el acceso a fondos de reconstrucción. “Si tenemos que llevarlos a los tribunales lo haremos”, dijo, al indicar que consejero legal del caucus participó de la conversación de ayer.

Según The Washington Post, las guías para el uso de $8,285 millones en fondos de mitigación, van a incluir nuevos poderes para la Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas públicas de la isla, establecer nuevas normas sobre la titularidad de las propiedades y eliminar una orden ejecutiva que obliga a pagarle $15 por hora a trabajadores de construcción de obras financiadas por el gobierno federal, entre otras cosas.

La manifestación de Washington D.C. fue convocada por organizaciones como Power4PuertoRico, Vamos4PuertoRico y Boricuas Unidos en la Diaspora. Junto a Velázquez participó de la protesta, el congresista demócrata Jesús “Chuy” García, quien ocupa el escaño de Chicago que tuvo Luis Gutiérrez y acaba de incorporarse al Comité de Recursos Naturales, que tiene jurisdicción primaria sobre la Isla.

“Vamos a exigir que el dinero asignado llegue a Puerto Rico”, sostuvo García.

Edil Sepúlveda, de Boricuas Unidos en la Diáspora, advirtió que aunque HUD anunció oficialmente la publicación de las guías para el uso de $8,285 millones en fondos de CDBG-DR para proyectos de mitigación, debe crearse conciencia de que eso no representa aún el desembolso de ese dinero. “El reclamo es que se liberen los $18,000 millones que no han sido desembolsados”, indicó Sepúlveda.

María Gutiérrez, quien recién llegó a la zona de Washington D.C y trabaja para la organización CASA, sostuvo que a los puertorriqueños en EE.UU. les “sobran razones” para protestar en contra del gobierno de Trump. “Tenemos a nuestros familiares sufriendo”, sostuvo.

El pastor luterano Carmelo Santos afirmó que las manifestaciones le llevan el mensaje a “nuestros compatriotas de que no están solos”. “Estamos aquí porque hay gente durmiendo en las calles” y decirle al gobierno federal que es hora de actuar, sostuvo.

“Es hora de hacer una inversión real en el pueblo de Puerto Rico. El Congreso debe cancelar la deuda y proporcionar la ayuda que las comunidades necesitan para recuperarse y prosperar. Los políticos entienden claramente el poder de las comunidades organizadas, y la comunidad puertorriqueña está lista para movilizarse para obtener una recuperación justa”, indicó, por su parte, Javier Cuebas, director ejecutivo de Vamos4PuertoRico.


💬Ver 0 comentarios