El senador Charles Schumer. (AP)

Washington - El líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), solicitó hoy a la dirección del Departamento de Salud de EE.UU. que ponga en marcha una campaña abarcadora para ofrecer servicios de salud mental a los residentes de Puerto Rico, tras las penurias que pasan sus residentes, sobre todo en el sur de la Isla, ante los recientes y continuos terremotos.

“Es imperativo que el Departamento de Salud despliegue sus recursos y experiencia disponibles para hacerle frente a los graves desafíos de salud mental provocados por estos devastadores eventos geológicos”, indicó el Schumer, en una carta enviada hoy al secretario de Salud de EE.UU., Alex Azar.

En su misiva, Schumer resaltó que además de dañar residencias, escuelas, comercios, iglesias, carreteras y otras estructuras, los terremotos mantienen a la población en vilo, tiene a miles en refugios y otros más durmiendo a la intemperie, por temor a nuevos sismos de fuerza como los ocurridos los días 6 y 7 de enero.

“Desafortunadamente, no solo es probable que estos terremotos den lugar a factores estresantes que influyen negativamente en la salud mental, sino que seguramente van a exacerbar los problemas de salud mental que han afectado a Puerto Rico desde que los huracanes María e Irma azotaron la isla en 2017. Por ejemplo, estudios. descubrieron que la población se ha enfrentado a graves problemas de salud mental, que incluyen tasas crecientes de suicidio, ansiedad, depresión y trastorno de estrés postraumático como resultado de la devastación causada por los huracanes”, indicó Schumer.

Mencionó además que las tormentas de 2017 “también causaron daños significativos a la infraestructura de salud en la isla, lo que ha disminuido la disponibilidad y el acceso a atención médica”. A eso se suma, sostuvo que “una grave escasez de proveedores de salud mental y capacidad ambulatoria en Puerto Rico, lo que afecta en gran medida la cantidad de pacientes que pueden recibir atención. Los recientes terremotos solo han empeorado esta infraestructura de salud ya frágil”.

“La necesidad de una campaña de salud mental concertada, coordinada y con buenos recursos en Puerto Rico no podría ser más clara. Por lo tanto, insto al Departamento de Salud de EE.UU. a proporcionar recursos muy necesarios a Puerto Rico para que el gobierno local y los servicios de salud puedan enfrentar los desafíos de salud mental en la isla. Esto podría incluir un mayor apoyo para los servicios de tele salud, asistencia técnica para proveedores de salud mental en el terreno o un mayor apoyo para los centros de crisis que están en la primera línea para ayudar a las personas que pueden ser desplazadas. También lo aliento a participar y coordinar con organizaciones locales y organizaciones sin fines de lucro que trabajan para complementar la respuesta del gobierno federal”, agregó el senador Schumer.

La carta, que obtuvo hoy El Nuevo Día, fue divulgada primero por el New York Daily News.


💬Ver 0 comentarios