El derrumbe del puente afectó a ocho vehículos y dejó seis muertos y ocho heridos. (EFE) (horizontal-x3)
El derrumbe del puente afectó a ocho vehículos y dejó seis muertos y ocho heridos. (EFE)

Miami - La compañía Munilla Construction Management (MCM), una de las responsables de la construcción de un puente peatonal que se derrumbó en Miami en 2018 y causó seis muertos, solicitó la protección por bancarrota.

MCM solicitó acogerse a la protección del capítulo 11 del código de bancarrota, una acción que permite a las compañías con problemas financieros crear un plan de reestructuración para mantenerse a flote y pagar a sus acreedores, indicó la compañía en su página web.

La compañía quiso dejar claro que con la declaración de bancarrota no intenta eludir las responsabilidades derivadas del derrumbe del puente peatonal, ya que tienen la intención de "resolver las reclamaciones como parte de la reestructuración" de MCM, señaló el comunicado.

"Estamos enfocados en implementar una reorganización del negocio que nos permita completar nuestros proyectos pendientes y posicionar a la compañía para buscar oportunidades futuras", dijo Jorge Munilla, presidente de MCM.

El plan de reestructuración, agregó Munilla, también "abordará los pasivos de la compañía, especialmente los relacionados con el fracaso del Proyecto de Prosperidad de la Ciudad Universitaria".

Se trata del puente peatonal construido sobre una de las principales vías de Miami que iba permitir que los alumnos de la Universidad Internacional de Florida (FIU) pudieran acceder de manera más segura al campus.

El derrumbe del puente el 15 de marzo de 2018, ocurrido a plena luz del día, impactó totalmente o parcialmente a ocho vehículos, siete de los cuales estaban ocupados, y dejó seis muertos y ocho heridos.

"MCM continuará cooperando con los investigadores como lo ha hecho desde que comenzaron su trabajo hace aproximadamente un año", señaló Munilla.

En septiembre pasado, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) del Gobierno de EE.UU. impuso multas por un total de $86,658 a cinco empresas relacionadas con la construcción de este puente peatonal que se derrumbó.

La investigación realizada por OSHA determinó que las compañías Figg Bridge Engineers Inc., Network Engineering Services Inc., Structural Technologies LLC, Munilla Construction Management LLC y The Structural Group of South Florida Inc. no protegieron a los trabajadorescuando "las indicaciones de un potencial colapso del puente eran evidentes".

En la construcción del puente se empleó un método de "acelerada construcción" para su realización.

Familiares de las víctimas del derrumbe han interpuesto varias demandas judiciales.


💬Ver 0 comentarios