El demócrata Jeff Merkley es una de las voces más progresistas en el Senado estadounidense. (AP)

Washington- En paneles independientes de una cumbre hispana convocada por los demócratas del Senado, el senador Jeff Merkley (Oregón) y el chef José Andrés expresaron hoy su respaldo a que Puerto Rico sea un estado o por lo menos que sus residentes puedan votar por el presidente de Estados Unidos.

“Es hora de que Puerto Rico sea un estado y tenga representación en la Cámara de Representantes y el Senado (de Estados Unidos)”, indicó Merkley, al mencionar que estuvo en Puerto Rico en 2018 y quedó horrorizado por el retraso en la recuperación de la isla tras el huracán María.

A su juicio, las quejas en contra del gobierno de Estados Unidos hubiesen podido ser mejor atendidas en Washington si los puertorriqueños de la isla tuviesen una persona en el Senado hablando directamente con los 100 miembros de la cámara alta.

Merkley trajo el tema en un debate sobre la situación de la comunidad hispana en Estados Unidos, por entender que la lenta e ineficiente respuesta federal al huracán María puede explicarse, entre otras cosas, por la falta de derechos políticos de la isla.

Poco después, en el mismo foro, el chef José Andres también dijo que Puerto Rico también debe ser un estado, para poder ser tomado en cuenta por el gobierno federal. “Puerto Rico es una gran oportunidad para Estados Unidos, no es un problema”, sostuvo el reconocido chef, que llevó a la isla su programa “World Central Kitchen” para proveer alimentos en medio de la emergencia causada por el huracán María.

La presentación de José Andrés fue moderada por el senador Tim Kaine (Virginia), el pasado candidato demócrata a la vicepresidencia de EE.UU., quien no hizo comentarios sobre el tema del estatus político de la isla.

De los 100 miembros del Senado de Estados Unidos, los demócratas Ron Wyden (Oregón), Martin Henrich (Nuevo Mexico) y Brian Schatz (Hawaai), y los republicanos Rick Scott (Florida), Marco Rubio (Florida) y Mitt Romney (Utah) se han expresado en algún momento a favor de la estadidad para Puerto Rico. Ninguno ha presentado legislación a favor de esa alternativa de estatus en las más recientes sesiones del Congreso.

Tanto el presidente como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ambos republicanos, han rechazado convertir a Puerto Rico en el estado 51 de EE.UU.

Luego de que el presidente de la Federación Hispana, José Calderón, le advirtiera a Merkley que puede tener “100 puertorriqueños en un salón” y no logrará consenso sobre el futuro político de Puerto Rico, el senador demócrata sostuvo que mencionaba el asunto porque considera que todos los ciudadanos estadounidenses, incluidos los de los territorios, deben poder votar por el presidente de Estados Unidos.

“La gente de Puerto Rico va a decidir su futuro político", indicó Calderón, cuya organización es una de las que ha reclamado a los aspirantes a la Casa Blanca, de cara a las elecciones generales de 2020, presentar con tiempo agendas abarcadoras sobre cómo atender los asuntos referentes a la isla y a solidarizarse con un proceso de libre determinación para Puerto Rico. “Es un asunto que divide”, le subrayó luego Calderón a Merkley, al explicarle por qué su organización no se expresa a favor de alguna alternativa de estatus.

Calderón, sin embargo, agradeció al senador Merkley que acentuara “el desprecio que ha demostrado esta administración hacia el pueblo de Puerto Rico”.

En la cumbre hispana, el senador demócrata Robert Menéndez (Nueva Jersey), por su parte, denunció que el gobierno de Donald Trump mantenga “secuestrados fondos cruciales” para la recuperación y reconstrucción de Puerto Rico.

La semana pasada, en una sesión informativa de la Casa Blanca, el jefe interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, confirmó que el gobierno de Donald Trump ha frenado fondos para la recuperación de la isla debido a “la corrupción” del gobierno de Puerto Rico.

El martes, en una audiencia en el Congreso, el secretario del Departamento de la Vivienda federal (HUD), Ben Carson, por su parte, afirmó que ha sido “sentido común” frenar el acceso de Puerto Rico a fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), ante la inestabilidad política del pasado verano y “el historial de problemas fiscales” en la isla.

Aunque el demócrata Darren Soto (Florida) propuso un proyecto de ley para admitir a Puerto Rico como estado, la medida no se prevé que avance en este Congreso, ante las dudas que existen sobre el resultado de los pasados plebiscitos en la isla.


💬Ver 0 comentarios