La legislación tiene el respaldo del liderato republicano, pero cualquier congresista podía detener hoy la legislación. (semisquare-x3)
La legislación tiene el respaldo del liderato republicano, pero cualquier congresista podía detener hoy la legislación. (AP)

Washington- Por segunda ocasión consecutiva, un congresista republicano bloqueó hoy la aprobación por consentimiento unánime del proyecto de asistencia por desastres, el cual tiene el potencial de asignar cerca de $1,400 millones a Puerto Rico.

“Si la presidenta cameral considera que esta es una legislación que se deba aprobar, debió haber convocado a una votación antes de enviar a los legisladores a un receso de 10 días”, indicó el republicano Thomas Massie (Kentucky).

Para la legislación – que tiene el respaldo del liderato bipartidista del Congreso-, poder ser aprobada en una sesión pro forma de la Cámara de Representantes, nadie puede objetar.

El viernes pasado la objeción fue presentada por el también conservador republicano Chip Roy (Texas), un ex asesor del senador republicano Ted Cruz (Texas).

Entonces, Roy basó su oposición a que el proyecto no incluye fondos para atender la “crisis” en la frontera con México y no tiene una fuente de financiamiento. La medida asigna un total de $19,100 millones y persigue mitigar principalmente desastres naturales ocurridos en 2018 y 2019.

Después de cuatro meses de tranque legislativo, el Senado aprobó el proyecto de ley el pasado jueves, justo antes de iniciar el receso en ocasión del Día de la Recordación.

“Si alguien ha tenido alguna duda sobre qué partido está bloqueando la ayuda por desastre, esto debería borrarlo por completo. Un republicano aparece después de otro para evitar que las áreas afectadas por el desastre reciban la ayuda que tanto necesitan. Primero fue el presidente (Donald) Trump, luego los miembros republicanos del Senado, y ahora son los miembros republicanos de la Cámara. ¿Dónde están los republicanos que culparon falsamente a los demócratas en el pasado por bloquear esta ayuda?”, cuestionó el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York).

La legislación asigna a Puerto Rico $600 millones adicionales en asistencia alimentaria de emergencia, una partida que el gobierno puertorriqueño ha reclamado desde 2018 y que debe permitir volver a elevar los pagos, aunque provisionalmente, del Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

La medida también  otorga a la isla $304 millones adicionales en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR).

Pero, a su vez, clarifica que la intención de la ley bipartidista de presupuesto y asignaciones suplementarias de 2018 fue ordenar a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) reconstruir instalaciones públicas críticas en Puerto Rico de forma más resiliente, aunque eso incluya condiciones previas al huracán María, que asoló la Isla el 20 de septiembre de 2017, causando cerca de 3,000 muertes y alrededor de $100,000 millones en daños. 

La presidenta del Comité de Asignaciones de la Cámara baja federal, la demócrata Nita Lowey (Nueva York), ha indicado que ese nuevo lenguaje puede representar otros $500 millones de FEMA en proyectos para obras permanentes.

El proyecto de ley separa otros $5 millones para que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos estudie  el impacto en Puerto Rico de la asistencia nutricional de emergencia. 

Los $304 millones en fondos CDBG-DR que propone la legislación para Puerto Rico no estarán disponibles de inmediato. El texto del proyecto advierte que esos fondos no estarán disponibles hasta que Puerto Rico logre un acuerdo sobre las obras permanentes que financiará FEMA bajo la sección 428 de la ley Stafford, un procedimiento que no se completará, al menos, hasta octubre. 

La medida ordena publicar en 90 días los requisitos de las subvenciones de fondos de mitigación CDBG-DR.  Según los comités de Asignaciones del Congreso, eso aplicaría a una partida de más de $8,000 millones que el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, en inglés) tiene pendiente entregar a la isla. 

Pero la entrega de esos fondos tampoco estará disponible, por lo menos, hasta octubre, pues queda condicionado a a que FEMA y el gobierno de Puerto Rico logren un acuerdo sobre todos los estimado de obras permanentes que regula la sección 428 de la ley Stafford.

La Cámara – ante la continuación del receso legislativo-, tendrá otra sesión pro forma el jueves. Se prevé que los demócratas volverán a tratar de aprobar la medida por consentimiento unánime y que algún republicano irá al hemiciclo a oponerse. Por ello, lo más probable es que la legislación se apruebe la semana próxima, pues la Cámara baja, y el Senado, volverán a sesionar formalmente el lunes.

Cuando el congresista Roy frenó la legislación, el pasado viernes, el director de la Iniciativa de Política Pública Económica y Alivio para Puerto Rico del Center for American Progress (CAP), Enrique Fernández Toledo, afirmó que “es inconcebible que los legisladores de la Cámara de Representantes demoren este alivio urgente que necesitan todas las víctimas de desastres naturales, especialmente Puerto Rico”.


💬Ver 0 comentarios