Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los trabajos estuvieron a cargo de los estudiantes de nivel superior. (Suministrada)
Los trabajos estuvieron a cargo de los estudiantes de nivel superior. (Suministrada)

A finales de enero, estudiantes de nivel superior de Robinson School, en Condado, presentaron la exhibición “Island Paradise Exploring a Relation With Nature”.

Arlene Ruiz Isenberg, maestra de Arte de nivel superior del colegio, explicó que la exhibición fue el resultado de un trabajo de seis meses. “Comenzó en agosto, al inicio escolar. La idea era que los estudiantes reflexionaran sobre los problemas ambientales de hoy y nuestra relación con la naturaleza. Quería hacerlos pensar cómo el entorno natural de Puerto Rico ha determinado gran parte de nuestra historia, cultura y economía”, indicó.

En su clase, que consiste de talleres e historia del arte, cada grupo estudió diferentes periodos, artistas y movimientos en la historia del arte, que se relacionaban con la naturaleza.

Luego, para que empezaran a crear las obras para la exhibición, como recurso de primera mano, Ruiz dividió los estudiantes en grupos, y cada uno visitó un lugar, como Cueva Ventana, en Arecibo y Hacienda Buena Vista, en Ponce, entre otros. “Los que fueron a la Placita de Santurce, por ejemplo, pintaron frutas, inspirados en la obra de Francisco Oller”, contó.

Todos esos trabajos de investigación, artísticos, de los estudiantes de noveno a duodécimo grado, formaron parte de la exhibición que se realizó en la escuela.

Proyecto especial

Para esta exhibición se hizo un proyecto especial a cargo de cuatro estudiantes de grado 12: Fabiola Paoli, Anastacia Díaz, Katrina Riegel y Taylor Morgan.

Ellas querían visualizar cómo el paisaje de nuestra isla podrá verse dentro de 100 años con el cambio climático. Fue un proyecto extracurricular y en donde maestros de Matemáticas, Ciencia y Literatura, también participaron.

Cada estudiante tenía que hacer una pintura, y antes de comenzar, se le asignó un bosque de la isla.

La estudiante Anastacia Díaz comentó que, antes de hacer la pintura, en la clase de Matemáticas, investigaron la temperatura de los bosques y el por ciento que ha aumentado en los últimos 100 años. “Basada en la data y tras un análisis, se determinó que el modelo que mejor representaba esos cambios climáticos era el de regresión exponencial”, afirmó.

Por su parte, Fabiola Paoli dijo que, en la clase de Biología, con la data que obtuvieron en Matemáticas, discutieron con el maestro cómo el cambio de temperatura podía afectar el medioambiente.

“Con esa información comenzamos a desarrollar las pinturas, utilizando fotos de referencia del bosque asignado. Como estilo de arte, utilizamos el Romanticismo sublime”, agregó Paoli.

Cada estudiante, inspirada en su pintura, escribió una historia corta de ciencia ficción. Toda la data, fotos, pinturas y cuentos cortos, están documentados en el libro “Visualizing Climate change through art”, Puerto Rico’s landscape 100 years from now”.