Se espera que las condiciones del tiempo permanezan estables hasta mediados de la semana. (Archivo)
Se espera que las condiciones del tiempo permanezan estables hasta el martes cuando aumentaría la actividad de lluvia.

El meteorólogo Gabriel Lojero del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) anticipó que este domingo transcurrirá con tiempo mayormente estable, aunque se podrían reportar algunos aguaceros en pueblos del este y oeste de Puerto Rico.

De acuerdo con el experto, las lluvias no tendrían un impacto significativo.

“Las condiciones del tiempo estarán mayormente estables, pero, sin embargo, tenemos estos parchitos de humedad que se están moviendo sobre el área y están provocando unos aguaceros pasajeros, bien breves, moviéndose sobre el este de Puerto Rico. Después, en horas de la tarde, podríamos observar actividad de lluvia en el sector oeste de Puerto Rico”, precisó a El Nuevo Día.

En cuanto a la semana laboral que inicia mañana, lunes, Lojero dijo que se experimentaría un patrón similar al de hoy, pero advirtió que las condiciones del tiempo empeorarían entre el martes y jueves por una vaguada en los niveles medios a altos de la atmósfera.

“Comenzando el martes hasta, por lo menos, el jueves, vamos a comenzar un patrón de tiempo bien inestable. Va a aumentar significativamente la actividad de lluvia porque vamos a ver el desarrollo de una vaguada y junto con eso aumenta la humedad. Eso va a crear condiciones laborables para que genere lluvias más generalizadas a través del área”, resaltó.

De acuerdo con Lojero, estas lluvias son necesarias, debido a que el país ha experimentando un tiempo más seco que lo normal para esta época, situación que se ha reflejado en los caudales de los ríos y, por lo tanto, en los embalses de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

“La buena noticia es que necesitamos estas lluvias porque eso podría ayudar a que se recupere un poco los niveles de los embalses”, expresó.

Sobre las condiciones marítimas, el meteorólogo dijo que el oleaje estará entre los 3 a 5 pies en las aguas del Atlántico, mientras que en las aguas del mar Caribe fluctuará entre los 2 a 5 pies. Asimismo, existe un riesgo moderado de corrientes marinas para la mayoría de las playas de la isla.

Entretanto, la temperatura se mantendrá entre los altos 70 y altos 80 grados Fahrenheit.

💬Ver comentarios