Imagen de un aguacero en la zona metropolitana.
Imagen de un aguacero en la zona metropolitana. (GFR Media)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) anticipó que la tarde de este domingo transcurrirá con aguaceros y tronadas en sectores del interior y oeste de la isla, tal y como ha ocurrido por los pasados días debido a un patrón de inestabilidad que impera en la zona.

De acuerdo con el meteorólogo Emanuel Rodríguez, sectores del este también recibirían aguaceros en horas de la mañana, aunque la mayor cantidad de lluvia permanecería sobre las aguas del océano Atlántico.

“Para hoy y para los próximos días este patrón inestable debe continuar. Tenemos ahora mismo en el radar aguaceros abundantes sobre toda la región, pero mayormente sobre el agua, afectando a municipios, principalmente, en la costa desde Luquillo hasta Hatillo”, indicó a El Nuevo Día. “Esta tarde, dependiendo de cuánto sol salga, porque tenemos nubosidad alta, deberíamos ver una tarde activa, para el interior y el oste, pero también algunos aguaceros desarrollándose desde El Yunque hacia la zona metropolitana”.

Ante este panorama, Rodríguez advirtió que los aguaceros en la zona metropolitana podrían redundar en inundaciones urbanas.

Añadió que este patrón inestable en las condiciones del tiempo continuaría por los próximos días, siendo el próximo martes el día con mayor actividad de lluvia por la llegada de una onda tropical.

“Vamos a tener vaguada sobre La Española que genera condiciones favorables en los niveles medios y altos de la atmósfera durante los próximos días, pero también tenemos un flujo de humedad viniendo del sureste. Esos factores se combinan con los efectos locales para traer tarde activa, aguaceros pasajeros durante la mañana para el este, pero más activa para los municipios del interior y oeste de Puerto Rico. La realidad del caso es que esperamos que este patrón se quede como estancado durante los próximos días y probablemente el día más activo sea el martes, ya que también tendremos el paso de una onda tropical”, adelantó.

En cuanto a las condiciones marítimas, Rodríguez exhortó a los operadores de embarcaciones pequeñas a que ejerzan precaución debido a que el oleaje permanecerá picado.

“Vamos a continuar viendo oleaje picado con vientos que podrían llegar a 20 nudos y oleaje que estaría entre 4 a 5 pies, principalmente, para las aguas mar afuera y las aguas del Atlántico de Puerto Rico”, detalló.

Igualmente, resaltó que existe un riesgo moderado de corrientes marinas peligrosas para la mayoría de las playas de Puerto Rico, incluyendo las de Vieques y Culebra.

“Las personas que vayan a las playas deben estar pendiente a las corrientes marinas, pero en las playas del oeste, a la vez que se desarrolla esa lluvia que puede ser con truenos, todavía es más peligroso porque se supone que cuando esté tronando las personas se mantengan en el interior protegidas por los impactos de rayo”.

Rodríguez sostuvo que la nubosidad ayudará que las temperaturas se mantengan más bajas de la usual, pero municipios del suroeste podrían acercarse a los 90 grados Fahrenheit, mientras que el el resto del área experimentaría temperaturas en los altos 80 grados Fahrenheit.

💬Ver comentarios