Ya no es suficiente poder leer la palabra escrita; el estudiante tiene que tener la habilidad para interpretar críticamente las poderosas imágenes de una cultura multimedia, y manejarse personalmente en un mundo virtual. (horizontal-x3)
Ya no es suficiente poder leer la palabra escrita; el estudiante tiene que tener la habilidad para interpretar críticamente las poderosas imágenes de una cultura multimedia, y manejarse personalmente en un mundo virtual. (GFR Media)

En el 2006 el personaje del año de la revista Times, fue “You”; es decir, todos nosotros unidos por la internet constituimos la fuerza más importante del año.

El compendio de todo lo que sabemos juntos, define el contenido de nuestros conocimientos, nuestras actitudes, procesos de socialización y los parámetros de lo que consideramos bueno, feliz, justo y agradable.

El desarrollo de las redes sociales ha aumentado exponencialmente este agarre sobre todos nosotros, convirtiendo a la tecnología en una segunda naturaleza. En este contexto es que debemos rediseñar la institución escolar, para que sirva para las nuevas generaciones.

Características de la nueva educación

El Center for Media Literacy ha identificado las características de la nueva educación y la contrapone a lo que llama “la escuela vieja o la escuela del siglo XX”.

La nueva escuela tiene un acceso infinito al conocimiento y a la información, a través de la internet versus un acceso limitado al conocimiento e información a través de la palabra escrita de los textos.

La escuela vieja está amarrada a textos, al contenido cognitivo en el salón de clases; la nueva escuela al desarrollo de destrezas, de búsqueda, análisis y evaluación para resolver problemas con fuentes de aprendizaje reales y actualizadas.

La escuela vieja está anclada a la memoria, la nueva a la búsqueda y el descubrimiento; la vieja a lo escrito, la nueva a la tecnología multimedia; la vieja al aprendizaje conceptual individual, la nueva basada en proyectos y trabajos en equipos.

La internet abre unas posibilidades enormes para desarrollar destrezas variadas de aprendizaje de por vida, flexible, basado en proyectos, con dimensiones mundiales, pertinentes y con mejor tangencia con el mundo real laboral.

Ya no es suficiente poder leer la palabra escrita; el estudiante tiene que tener la habilidad para interpretar críticamente las poderosas imágenes de una cultura multimedia, y manejarse personalmente en un mundo virtual.

Los que no dominen estas herramientas, van a ser en palabras del educador Harlan Cleveland: “los patanes de la era de la información”. Van a ser las víctimas de la brecha digital, que se define como la dimensión o desfase de las oportunidades que ofrecen estas tecnologías y que se manifiestan fundamentalmente en la falta de acceso físico a las nuevas tecnologías o en la falta de conocimiento necesario para usarlas adecuadamente para el desarrollo personal o colectivo. La brecha digital produce una incapacidad para responder satisfactoriamente a las exigencias de la sociedad, debilitándose el vínculo del individuo con esta sociedad, lo que conduce a la exclusión, pérdidas de oportunidades sociales, culturales y laborales.

La escuela Preescolar, Elemental  y Superior Daskalos se diseñó para ser esta nueva escuela.

El autor es presidente y fundador de la institución de educación privada Escuela Preescolar, Elemental y Superior Daskalos, en Cupey Alto. Es profesor y coordinador de Cursos Doctorales en Educación, en la Universidad Ana G. Méndez, Recinto Caguas. Fue Rector de la Universidad Interamericana, Recinto Metro y fue Secretario de Instrucción Pública, ahora Departamento de Educación, en 1989.


💬Ver 0 comentarios