Carlos Cosme, estudiante de la escuela alternativa de los Centros Sor Isolina Ferré, en Caimito, utiliza la plataforma electrónica de enseñanza de idiomas de Rosetta Stone para aprender inglés. (Suministrada) (horizontal-x3)
Carlos Cosme, estudiante de la escuela alternativa de los Centros Sor Isolina Ferré, en Caimito, utiliza la plataforma electrónica de enseñanza de idiomas de Rosetta Stone para aprender inglés. (Suministrada)

Este semestre, fue la primera vez que Carlos Cosme, estudiante de 17 años de undécimo grado de la escuela alternativa de los Centros Sor IsolinaFerré, en Caimito, saca buenas notas en la clase de inglés.

Gracias al Programa de Inmersión en Inglés que comenzó el semestre pasado, Carlos ha aprendido vocabulario y ha ganado confianza para hablar este idioma. “Nunca había sacado ‘A’ en inglés; casi siempre era ‘D’ o ‘F’. Ni las cosas más básicas las sabía”, dijo el joven estudiante.

Pero el refuerzo que ha recibido Carlos a través de la plataforma electrónica de enseñanza de idiomas de Rosetta Stone, en la que se fundamenta este programa, han contribuido a que este joven le pierda el miedo al inglés y gane destrezas, como una mejor pronunciación, por ejemplo.

La ventaja principal del programa es que atiende las necesidades particulares de cada estudiante.

A través de un medio atractivo para los jóvenes, como lo es la computadora, el sistema provee para una evaluación inicial, y métricas para monitorear el progreso a través de cinco niveles, que van desde lo más básico hasta lo más avanzado. De esta forma, tanto el estudiante como el maestro, ven el progreso alcanzado.

Más de 50 estudiantes ya están activos en este proyecto. Durante este semestre, se seguirán incorporando estudiantes hasta incluir los cerca de 100 alumnos de escuela superior que asisten a la escuela alternativa de los Centros Sor Isolina Ferré, en Caimito.

Luis E. Ortiz Ortiz, principal oficial ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré, explicó que este programa surgió como una iniciativa para fortalecer la enseñanza en inglés que quiso hacer  Ashton Soniat, fundador y principal oficial de Dufossat Capital, quien se mudó a la isla tras la aprobación de las leyes 20/22.

“Gracias a un donativo que él hizo de más de $48,000, se estructuró el programa y se adquirieron las licencias de la plataforma Rosetta Stone por un año”, señaló Ortiz Ortiz. 


💬Ver 0 comentarios