Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El vicepresidente Mike Pence. (The Associated Press)

Washington — El extraordinario empeño republicano para anular la elección presidencial fue condenado el domingo por numerosos funcionarios y exfuncionarios de la misma corriente política que han advertido que el intento para sembrar dudas en la victoria de Joe Biden y mantener al presidente Donald Trump en el cargo está socavando la confianza de los estadounidenses en la democracia.

💬Ver comentarios