María "Mayita" Meléndez, exalcaldesa de Ponce. (Jorge A. Ramírez Portela)

La exalcaldesa de Ponce María “Mayita” Meléndez Altieri denunció este miércoles que el nuevo alcalde de la ciudad, Luis Irizarry Pabón, no renovó el contrato de cientos de empleados del ayuntamiento.

De acuerdo con la ex ejecutiva municipal, los trabajadores afectados son unos 190 adscritos al programa de Head Start y otros 210 de diferentes oficinas de servicio.

Quiero explicarle al alcalde que con estas acciones él está poniendo en riesgo el programa Head Start, que es un programa subvencionado un 100% con fondos federales, y con unos requisitos muy estrictos. Yo dejé un presupuesto para dicho programa que tiene $7 millones en nómina hasta este verano. La nueva propuesta que radicamos, que fue aprobada es de $70 millones en nómina de un total de 114 millones anuales”, estableció la alcaldesa en un comunicado de prensa.

Indicó que entre los afectados se encuentran maestros, psicólogos, orientadores, cocinero personal de mantenimiento, choferes y coordinadores de servicios. Los empleados convocaron a una manifestación para esta tarde frente a la Casa Alcaldía de Ponce.

“El desmadre administrativo continuó dejando sin empleo también en medio de la pandemia empleados de SITRAS, la Oficina de Ayuda al Ciudadano y Vivienda Municipal. En el Caso de SITRAS me informan que hace dos días se empezó a recortar y detener rutas, y específicamente esos choferes son de rutas especiales de comunidades rurales y citas médicas. En el caso de Ayuda al Ciudadano y Vivienda Municipal son recursos humanos que prestan servicios al constituyentes”, añadió la exalcaldesa.

Responde Irizarry Pabón

Por su parte, Irizarry Pabón rechazó en una conferencia de prensa que haya despedido empleados, a la vez que dijo que los contratos de los trabajadores vencieron el 12 de enero.

Estos empleados transitorios tienen unos contratos que tienen un principio y un final y nosotros estamos evaluando. Todo aquel empleado de alta necesidad en el municipio se va a retener, los otros empleados que ya están fuera de contrato, nosotros vamos a trabajar con las finanzas del municipio y tan pronto haya una recuperación se van a estar llamando en su momento dado. Nosotros no estamos despidiendo a nadie, estos fueron unos contratos que la alcaldesa había terminado con ellos y nosotros vamos a dar la seguridad de que aquellos empleados que puedan regresar, en su momento van a regresar”, indicó el ejecutivo municipal del Partido Popular Democrático (PPD).

Precisó que su administración decidió dejar en sus puestos a cerca de 75 empleados, cuyas labores fueron catalogadas como esenciales.

No obstante, Meléndez Altieri rechazó que el ayuntamiento no cuente con el dinero para pagar a los empleados y aseguró que “él (Irizarry Pabón) sabe que el municipio no tiene necesidad de esos despidos. Decir que despide porque yo nombre personal adicional e innecesario es falso, yo tenía y así está consignado den el presupuesto el dinero para todas las plazas del municipio”.

Irizarry Pabón tomó posesión del cargo hoy en una ceremonia que tuvo lugar en el complejo recreativo La Guancha y a la que asistió la exalcaldesa. El nuevo ejecutivo municipal derrotó a Meléndez Altieri tras alcanzar el 61.77% del respaldo electoral.