Secretario de Asuntos Públicos (Ramón “Tonito” Zayas)

Tras un sinnúmero de críticas en su contra, el nominado a contralor de Puerto Rico Osvaldo Soto defendió este miércoles que la Constitución de Puerto Rico no exige que la persona que sea nombrada a ese puesto sea un contador público autorizado (CPA) o que tenga estudios en contabilidad.

Ante eso, aseguró que sus estudios en Ciencias Empresariales, Mercadeo y Derecho lo facultan para ocupar la pocisión. Reconoció, sin embargo, que no ha revalidado como abogado pues, según él, no todas las personas que realizan un Juris Doctor lo hacen para litigar.

“Me siento totalmente preparado y capacitado para ocupar el cargo que ha tenido a bien la gobernadora designarme en el día de ayer", estableció el actual secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza en una entrevista radial (WKAQ - 580 AM).

Justificó su nombramiento al indicar que el puesto del contralor electoral tampoco requiere que quien lo ocupe sea un abogado, pese a que emite decisiones cuasi judiciales.

Al ser cuestionado sobre cuáles son sus credenciales para identificar casos de corrupción en el gobierno, dijo que su integridad será clave. Añadió que pese a que ha estado afiliado al Partido Nuevo Progresista (PNP), “todo eso va a quedar a un lado".

“Yo te aseguro a ti que mi certeza e integridad que tengo como persona me van a llevar a señalar a quien sea y cuando sea", estableció.

Resaltó que se siente confiado en que pasará el cedazo de la Asamblea Legislativa, pese a que ayer El Nuevo Día reportó que no cuenta con los votos en la Cámara de Representantes para ser confirmado al puesto. Indicó que ayer habló con el presidente cameral, Carlos “Johnny" Méndez y que se mantiene en comunicación con otros legisladores.

Soto señaló que de ser confirmado se concentrará en atraer fondos federales a la Oficina del Contralor para potenciar su operación ante la pérdida de presupuesto por los pasados años.

Legisladores como Gabriel Rodríguez Aguiló, Juan Oscar Morales, Aníbal José Torres y José Vargas Vidot han mostrado su rechazo al nombramiento de Soto.

El Colegio de Contadores Públicos Autorizados impulsa la designación de un CPA para el puesto.