Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La joven rumana, obsesionada con los selfies, falleció en la estación del tren ubicada en el noreste de Rumania. (Facebook)

Anna Ursu, de 18 años de edad, murió electrocutada en el momento en que intentaba tomarse un "selfie especial" en la parte superior de un tren para publicarla en su cuenta de Facebook.


💬Ver 0 comentarios