Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los 172 millones de galones de petróleo derramado mataron aves, delfines, tortugas, peces y manglares, entre otros, y cinco años luego del desastre aún se ven los efectos en la naturaleza. (GFR Media)

Desde arriba, cinco años después de la explosión en un pozo de BP el Golfo de México luce limpio, verde, lleno de vida, en un reflejo de la fuerza de la naturaleza.


💬Ver 0 comentarios