Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

S-400 de Rusia (horizontal-x3)
Los S-400 tienen un alcance de 250 millas y son capaces de impactar a jets turcos con precisión mortal. (AP / Alexander Zemlianichenko)

Moscú- En una medida que aumenta la amenaza de confrontación militar entre el miembro de la OTAN y Rusia, el presidente ruso Vladimir Putin ordenó el miércoles el despliegue sistemas de misiles de defensa aérea en una base aérea rusa tras el derribo por parte de Turquía de uno de sus aviones de guerra.

Turquía derribó el avión militar ruso S-24 el martes, alegando que ignoró las repetidas advertencias de que había entrado a su espacio aéreo desde Siria. Uno de los pilotos murió y otro fue rescatado por comandos del ejército sirio y entregado en la base rusa la mañana del miércoles.

El incidente es el primero donde un integrante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte derriba un avión ruso en medio siglo. Si Rusia derribara un avión turco, Turquía probablemente se declare bajo ataque y pida asistencia militar de sus aliados en OTAN.

La situación también es alarmante porque tanto el presidente de Rusia como el de Turquía son líderes fuertes que se resisten a retractarse.

Los sistemas de misiles S-400 serán enviados a la base aérea Hemeimeem en la provincia costera siria de Latakia, a unos 50 kilómetros (30 millas) al sur de la frontera con Turquía. Los sistemas tienen un alcance de 400 kilómetros (250 millas) y son capaces de impactar a jets turcos con precisión mortal.

Putin dijo que el avión volaba en cielos sirios cuando fue derribado y describió la acción de Turquía como un "crimen" y una "puñalada en la espalda".

Agregó que era necesaria la advertencia de la cancillería rusa a los ciudadanos de no visitar Turquía "porque no podemos excluir otro tipo de incidentes tras lo sucedido ayer y nuestros ciudadanos en Turquía podrían estar en peligro significativo".

El miércoles, el líder ruso ordenó el despliegue militar de los S-400 en Hemeimeem y otras medidas que "deberán ser suficientes para garantizar seguridad en vuelo".

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo el miércoles que el crucero portamisiles Moskva ya estaba más cerca de la costa para proteger a las aeronaves rusas en misión cerca de la frontera de Siria con Turquía con su sistema de defensa aéreo Fort de largo alcance.

"Estará listo para destruir cualquier objetivo aéreo que represente una posible amenaza a nuestros aviones", dijo Shoigu en una reunión con funcionarios militares.

El ministro de Exteriores Sergey Lavrov, quien canceló su viaje planeado a Turquía tras el incidente, describió el derribamiento del avión ruso como una "provocación planeada".

Agregó que la acción turca siguió a ataques aéreos rusos en la infraestructura petrolera de grupos extremistas en Siria cerca de la frontera con Turquía.

Algunos legisladores rusos indicaron que Moscú debería tomar medidas severas contra empresas turcas en Rusia, pero Lavrov dijo que "no queremos crear problemas para los productores y exportadores turcos, que no son responsables de lo sucedido".Pero agregó que "no podemos sino reaccionar a lo que sucedió".

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo el miércoles que su país no quiere una escalada de las tensiones con Moscú por el derribo del caza.

En una intervención en una reunión de la Organización de Cooperación Islámica en Estambul, Erdogan dijo que Turquía está a favor de la "paz, el diálogo y la diplomacia".

Sin embargo, mandatario defendió la decisión de su país para derribar el avión diciendo que "nadie debería esperan que Turquía se mantenga en silencio ante incursiones fronterizas o la violación de sus derechos".

___


💬Ver 0 comentarios