El presidente de la Cámara, Carlos "Johnny" Méndez.
El presidente de la Cámara, Carlos "Johnny" Méndez. (Archivo)

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, aseguró esta mañana que continuará colaborando con las autoridades federales y estatales con lo que requieran.

Esto luego que esta mañana agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) acudieran con una orden de allanamiento a la casa del representante novoprogresista Nelson del Valle a quien también le ocuparon su celular.

Hemos cooperado en todo momento con las autoridades federales y estatales; así lo continuaremos haciendo. Mi exhortación hoy, tal como ha sido en el pasado, es a la total y absoluta cooperación con entidades de ley y orden”, indicó en declaraciones escritas enviadas a El Nuevo Día.

”Reitero mi posición de que todos los miembros de esta Cámara de Representantes tienen un deber con el pueblo de asumir una conducta basada en la ley y regulaciones. Nunca me apartaré de ese norte, tomando acciones de forma proactiva para garantizar la confianza del pueblo en sus servidores públicos”, agregó Méndez.

Una fuente de El Nuevo Día indicó que la visita de los agentes federales a la casa de Del Valle tiene que ver con la investigación sobre empleados fantasmas en la Cámara de Representantes que, según ha reportado este medio, está relacionada con presuntos esquemas de empleados o contratistas que cobran por horas que no trabajaron, así como alegados actos de corrupción, en los que un funcionario cobra una comisión en provecho propio.

Hace dos semanas, agentes del FBI también allanaron la residencia de la representante del PNP María Milagros Charbonier, ubicada en Río Grande, para ocupar los celulares de ella y de su esposo, Orlando Montes, así como dos tabletas.