Imagen satelital de un huracán. (Captura/ NASA) (horizontal-x3)
Imagen satelital de un huracán. (Captura / NASA)

En momentos en que Puerto Rico todavía no se ha recuperado del paso de los ciclones Irma y María, los pronósticos de una activa temporada de huracanes comienzan a asediar a los boricuas desde hoy. 

El hecho no es motivo para estar ansioso. Se debe estar atentos y preparados para enfrentar las inclemencias de la naturaleza, según el director del Servicio Nacional de Meteorología en San Juan, Roberto García. 

“Lo que nosotros estamos diciendo es que en las condiciones en que quedó la isla después de los huracanes de la temporada pasada, con la pérdida de vegetación y la erosión del terreno, hay más probabilidad de que cualquier lluvia fuerte pueda ocasionar deslizamiento de terrenos e inundaciones. Hay que estar pendiente a las condiciones del tiempo constantemente”, afirmó el experto. 

Para que puedas anticipar los riesgos, aquí te presentamos un resumen de lo que debes conocer para esta temporada de huracanes: 

1. ¿Qué es la temporada de huracanes? 

Es el ciclo anual en el que se registran las condiciones necesarias para que se forme un ciclón. En el océano Atlántico comienza el 1 de junio y termina el 30 de noviembre. 

Según las estadísticas, agosto y septiembre son los meses de mayor actividad ciclónica. 

2. ¿Cuáles son los tres tipos de ciclones?  

- Depresión: la velocidad de vientos máximos sostenidos en la superficie durante un minuto de 38 millas por hora o menos. Estos sistemas no son nombrados.

- Tormenta: un ciclón tropical que exhibe vientos máximos sostenidos de entre 39 millas a 73 millas por hora. La convección en las tormentas tropicales típicamente se concentra en el centro, con bandas exteriores en espiral que producen mucha precipitación. Se le asigna un nombre.

- Huracán: tiene vientos sostenidos que igualan o exceden las 74 millas por hora. Los huracanes se clasifican en la Escala de vientos de Saffir-Simpson, según la intensidad del viento. Retienen el nombre de la tormenta.

3. ¿Qué establece la Escala de vientos Saffir-Simpson?

- Huracán categoría 1: tiene vientos de entre 74 y 95 millas por hora. Ocasiona daños principalmente a árboles y casas móviles que no hayan sido previamente aseguradas, así como daños ligeros a otras estructuras. Causa la destrucción parcial o total de algunos letreros y anuncios pobremente instalados. Las marejadas suelen ser de cuatro a cinco pies sobre lo normal. Caminos y carreteras en áreas bajas o de pobre drenaje se podrían inundar. También se reportan daños menores a los muelles y atracaderos. 

- Huracán categoría 2: tiene vientos de entre 96 y 110 millas por hora. Tiene potencial para derribar árboles. Causa grandes daños a casas móviles en áreas expuestas y extensos daños a letreros y anuncios. También provoca la destrucción parcial de algunos techos, puertas y ventanas. Las marejadas suelen ser de seis a ocho pies sobre lo normal. Ocasiona inundaciones en carreteras y caminos cerca de las costas, ríos y áreas de pobre drenaje. Las rutas de escape en terrenos bajos se interrumpen dos a cuatro horas antes de la llegada del centro del huracán. Se requiere el desalojo de residentes de terrenos bajos en áreas costeras.

- Huracán categoría 3: tiene vientos de entre 111 y 130 millas por hora. Provoca la caída de árboles grandes. Anuncios y letreros que no estén sólidamente instalados se convierten en proyectiles. Daña techos de edificios y también a puertas y ventanas. Las casas móviles son destruidas. Las marejadas suelen ser de nueve a 12 pies sobre lo normal, lo que ocasiona inundaciones extensas en las zonas costeras con amplia destrucción de muchas edificaciones que se encuentren cerca del litoral. Las vías de escape en terrenos bajos se interrumpen tres a cinco horas antes de la llegada del centro del huracán, debido a la subida de las aguas. Los terrenos llanos de cinco pies o menos sobre el nivel del mar son inundados por más de ocho millas tierra adentro. Posiblemente, se requiera el desalojo de todos los residentes en los terrenos bajos a lo largo de las zonas costeras.

- Huracán categoría 4: tiene vientos de entre 131 a 155 millas por hora. Árboles y arbustos son arrasados por el viento. Anuncios y letreros son arrancados o destruidos. Hay extensos daños en techos, puertas y ventanas. Se produce colapso total de techos y algunas paredes en muchas residencias pequeñas. Se producen, marejadas de entre 13 a 18 pies sobre lo normal. Los terrenos llanos de 10 pies o menos sobre el nivel del mar son inundados hasta seis millas tierra adentro. Las rutas de escape son interrumpidas por la subida de las aguas tres a cinco horas antes de la llegada del centro del huracán. Posiblemente, se requiera el desalojo masivo de las zonas costeras.

- Huracán categoría 5: tiene vientos de más de 155 millas por hora. Árboles y arbustos pudieran ser arrancados de raíz. Ocasiona daños de gran consideración a los techos de los edificios. Los anuncios y letreros son arrancados, destruidos y llevados por el viento a considerable distancia, ocasionando a su vez mas destrucción. Se registrarán daños muy severos y extensos a ventanas y puertas. Hay colapso total de muchas residencias y edificios industriales. Se produce una gran destrucción, que sería descrita como caótica. Las marejadas son muy superiores a 18 pies sobre lo normal. Las rutas de escape en terrenos bajos son cortadas por la subida de las aguas entre tres a cinco horas antes de la llegada del centro del huracán. Posiblemente se requiera el desalojo masivo de todos los residentes en terrenos bajos. 

4. ¿Cuáles son los nombres de las tormentas y huracanes para el 2018?  

Mira el vídeo:

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés), "el asignar nombres a los ciclones tropicales permite una mayor facilidad de comunicación entre los analistas y el público en general con respecto a los pronósticos, alertas y advertencias. Dado que las tormentas pueden durar alrededor de una semana o más y que puede ocurrir más de una tormenta al mismo tiempo, los nombres permiten evitar confusiones acerca de cuál tormenta es la que se está describiendo".

Curiosidades:

- La Organización Meteorológica Mundial es la encargada de asignar los nombres y también de eliminarlos de las listas. 

- Los nombres se organizan en orden alfabético, alternando nombres de hombre y mujer en los idiomas inglés, español y francés.

- Un estudio realizado en el 2014 estableció que los huracanes con nombres femeninos causaron el doble de muertes que los masculinos. 

- Las listas se repiten cada seis años, es decir, que los nombres del 2018, se repiten en el 2024, y así sucesivamente.

- Si ocurren más de 21 ciclones en el Atlántico, las tormentas adicionales se nombran de acuerdo con el alfabeto griego.

5. ¿Cuál es el pronóstico para esta temporada de huracanes? 

La NOAA anticipó una activa temporada de huracanes con 16 tormentas y nueve huracanes, de los cuales cuatro tendrán vientos de más de 110 millas por hora.

El promedio normal de una temporada es 12 tormentas, de las cuales seis se convertirían en huracanes.

Estos son los peligros de un ciclón: 

- Las marejadas ciclónicas: se forman por el aumento anormal del agua generada por los vientos de una tormenta. Este peligro es históricamente la principal causa de muertes relacionadas con huracanes en los Estados Unidos. Además, causan una destrucción masiva a lo largo de la costa. El oleaje de tormenta puede viajar varias millas tierra adentro, especialmente a lo largo de bahías, ríos y estuarios.

- Los vientos: pueden llegar a alcanzar las 200 millas, de forma sostenida o en ráfagas. Estos causan destrucción masiva a edificios y casas prefabricadas a su paso. Los letreros, material de techado y otros elementos que quedan afuera pueden convertirse en misiles voladores durante los huracanes.

- Inundaciones: generadas por las fuertes lluvias, son la segunda causa principal de muertes por la llegada de ciclones tropicales. Pueden persistir durante varios días después de que se disipa una tormenta.

- Tornados: pueden acompañar a los ciclones tropicales que aterrizan. Estos tornados suelen ocurrir en bandas de lluvia muy lejos del centro de la tormenta.

- Oleaje: las olas producidas por los fuertes vientos de un ciclón tropical pueden representar un peligro significativo para los residentes de las zonas costeras y los operadores de embarcaciones. Pueden causar corrientes de resaca mortales, erosión significativa de la playa y daños a las estructuras a lo largo de la costa, incluso cuando la tormenta se encuentra a más de 1,000 millas de la costa.

6. ¿Qué debes hacer antes del paso de un ciclón? 

- Localiza los lugares seguros de la casa para cada tipo de catástrofe.

- Enséñale a cada miembro de su familia cómo y cuándo cortar los servicios de agua, gas y electricidad desde las llaves e interruptores principales.

- Obtén adiestramiento del Cuerpo de Bomberos para que cada miembro de la familia sepa utilizar el extintor de incendios.

- Toma una clase de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar.

- Instala detectores de humo en cada nivel de la casa, particularmente cerca de los dormitorios, y verifique las baterías cada seis meses.

- Verifica que cuentes con una cobertura de seguros adecuada (bienes, vida y salud).

- Conoce con anterioridad cuál es el lugar más seguro para acudir en caso de una emergencia. En muchas ocasiones, estos lugares son identificados por el gobierno municipal o son seleccionados por el gobierno como refugios. No debe ser muy lejos de tu hogar o del lugar en que decida pasar la tormenta. 

- Identifica todas las rutas que puedes tomar para llegar a ese lugar seguro. 

- Si tu residencia está en una zona de peligro, abandónala cuando se alerte de la emergencia. No esperes a última hora.

- Comunica a tus familiares y amigos cuál es tu plan de desalojo. 

- Proteje a tu mascota. Llévala a un refugio o busca un lugar seguro para que pase el ciclón. 

- Conoce el Plan de Emergencias de tu municipio.

7. ¿Cómo preparo un kit de emergencia para sobrevivir por 10 días? 

- Agua: guarda al menos un galón por persona por día en recipientes de metal esmaltado, de fibra de vidrio o de plástico. Colócales un rótulo con la fecha. Cámbialos cadaseis meses y almacénalos en un lugar fresco y oscuro.

- Alimentos: empaca artículos no perecederos, ricos en proteínas que no requieren refrigeración, preparación o cocción y poca o nada de agua, tales como barritas energéticas, sopa lista para comer y mantequilla de maní. Si tienes infantes, recuerda incluir alimentos y la leche que consuma. También debes tener en cuenta el alimento para su mascota.

- Linternas: incluye baterías adicionales.

- Botiquín de primeros auxilios: incluye vendajes esterilizados, rollos de vendas de gasa, vendaje triangular, gasas esterilizadas, un rollo de vendaje cohesivo, toallitas germicidas o desinfectante para manos, toallitas antisépticas, guantes de látex, un rollo de cinta adhesiva, pomada antibacteriana, compresa fría, tijeras y pinzas.

- Radio: ten un radio que funcione con baterías. Incluye baterías adicionales.

- Medicamentos: incluye medicamentos recetados y no recetados. Se recomienda que solicites muestras de artículos recetados a tu médico, si están disponibles, o encárgalos con anticipación y guárdelos como provisiones.

- Herramientas: incluye una llave para desconectar el gas en caso de escape, un abrelatas, un destornillador, un martillo, un alicate, un cuchillo, cinta adhesiva aisladora, una plancha de plástico y bolsas para basura.

- Vestimenta: empaca varias mudas de ropa, abrigos, calzados resistentes, guantes y sábanas para arroparse.

- Suministros sanitarios: incluye papel higiénico; pañales; toallitas húmedas; artículos femeninos; como toallas sanitarias; artículos de higiene personal, como jabón, así como cloro.

- Dinero en efectivo: guarda monedas, así como billetes de $1, $5 o $10 preferiblemente. Recuerde que los cajeros automáticos, las tarjetas de crédito y las cajas registradoras no funcionarán si no hay electricidad. 

- Información de sus contactos: ten una lista de números de teléfono y direcciones de correo electrónico de amigos, familiares, médicos, entre otros. Esto te permitirá poder comunicarse en caso de que su teléfono celular falle o que otra persona necesite contactar a uno de tus allegados. También incluye los números de emergencia, como el del Cuerpo de Bomberos, la Policía de Puerto Rico y Manejo de Emergencias.

- Mapa: incluye un mapa para encontrar rutas alternativas. Marca sus opciones.

- Artículos personales: empaca espejuelos, documentos importantes, identificaciones, pólizas de seguro y artículos de ocio, como juguetes y libros.

- Ten un extintor de incendios en su hogar.

- Artículos adicionales: recuerda los artículos médicos, como el bastón, el tanque de oxígeno, máquina de terapia respiratorio y cualquier artículo especial para las mascotas, bebés, niños, envejecientes e impedidos.

8. Protege tu hogar antes de que ocurra una amenaza: 

- Realiza una búsqueda de peligros en el hogar. Identifica aquellos elementos normales de la casa pueden causar daños y lesiones. Todo lo que pueda moverse, caerse, romperse o causar un incendio es un riesgo potencial. 

- Repara los cables eléctricos defectuosos y las fugas en las conexiones de gas. 

- Coloca los objetos pesados y de gran tamaño en los estantes inferiores o en el piso. 

- No cuelgues cuadros ni espejos cerca de las camas. 

- Coloca sujetadores de seguridad a los artefactos eléctricos del techo. 

- Repara las grietas en techos o cimientos. Almacena herbicidas, pesticidas y productos inflamables lejos de cualquier fuente de calor. Pon los desechos o trapos con productos de limpieza en recipientes metálicos con tapa.  

- Mantén los árboles alrededor de su vivienda podados para evitar que las ramas desprendidas causen algún daño. 

- Guarda apropiadamente los materiales necesarios para proteger las ventanas y los cristales de los objetos voladores. Todas las ventanas exteriores deben estar cerradas y protegidas con tormenteras de madera o metal.

- Recoge todos las muebles de patio y artículos que tengas a los alrededores de tu casa. Estos pudieran convertirse en proyectiles y causarle daño a tu propiedad. 

- Asegura todas las puertas. Recuerda que las puertas de garaje son usualmente las que más vulnerables estarán a desprenderse. Estas deben permanecer totalmente cerradas. 

- Mueve tu auto a un lugar seguro. 

9. ¿Qué debes hacer durante el paso del ciclón? 

- Permanece en calma y tenga paciencia. Pon en funcionamiento tu plan de emergencia.

- Si el gobierno ordena un desalojo, sal del hogar inmediatamente.

- Manténte alejado de ventanas, puertas de cristal y otras áreas peligrosas.

- Verifica si hay heridos.

- Proporciona primeros auxilios y busca ayuda para las personas con heridas graves.  

- Escucha tu radio portátil o, si hay Internet, conéctate para obtener noticias e instrucciones.  

- Usa linternas. No enciendas fósforos ni luces eléctricas si sospecha que hay daños.  

- Si sientes olor a gas o sospecha que hay una fuga, cierra la llave de paso principal, abre las ventanas y lleva a la salida a todos rápidamente. Corta cualquier otro servicio que esté dañado.

- Si el ojo del huracán pasa por tu hogar, no vayas hacia afuera en el momento de relativa calma. Tras ese periodo, los vientos comenzarán a incrementar inmediatamente en dirección contraria.

10. ¿Dónde se obtiene información oficial sobre los ciclonesque se formen? 

- Accede a la página cibernética del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés): https://www.nhc.noaa.gov/

- Busca el aviso público que emite esta agencia federal. Por lo general, es publicado en español e inglés. 

- Si deseas conoce la trayectoria trazada por el NHC, selecciona debajo del mapa alguna de las dos alternativas de gráficas que están disponible. Se publican a dos o a cinco días. 

- También se obtiene información oficial a través del Servicio Nacional de Meteorología en San Juan. Su página cibernética es https://www.weather.gov/sju/

- En las redes sociales, siga las siguientes páginas oficiales:

Twitter: @NWSSanJuan, @NHC_Atlantic y @ElNuevoDia

Facebook: @ NWSSanJuan, @NWSNHC y @elnuevodia

- Mantente conectado a endi.com para la información más actualizada. 

11. ¿Qué debes hacer tras el paso de un ciclón?

- Comienza a inspeccionar su hogar. Primero revisa todo el interior y luego sal a los lugares que considere seguro. Es importante que tomes fotos o vídeos de los daños registrados.

- Limpia de inmediato cualquier derrame de medicamentos, limpiadores, gasolina u otros líquidos inflamables.  

- Llama al contacto de su familia y no vuelva a usar el teléfono a menos que sea una emergencia de vida o muerte.

- Manténte alejado de los cables de electricidad que hayan caído.

- Averigua la situación de sus vecinos, especialmente las personas mayores o con necesidades especiales. El trabajo conjunto con los vecinos puede salvar vidas y propiedad.

- No salgas de su comunidad o refugio hasta que el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) cancele el aviso que emite para alertar de los efectos de un ciclón.

- Conduce solo si enfrentas una situación de emergencia, pero evite zonas inundadas y puentes. 

Fuentes: Centro Nacional de Huracanes, Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, Servicio Nacional de Meteorología en San Juan, Cruz Roja Americana, y Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres.


💬Ver 0 comentarios