Carmen Deseda sostuvo que la vacuna contra el sarampión
Carmen Deseda sostuvo que la vacuna contra el sarampión "es segura". (EFE)

La epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, confirmó hoy, miércoles, que no se han reportado casos de sarampión recientemente en Puerto Rico e instó a las personas que a que se vacunen para que esta enfermedad vuelva a Puerto Rico. 

Asimismo, la doctora dijo que el Departamento de Salud tampoco ha identificado pacientes de los que se sospeche que están contagiados. 

“Desde 20002 no se confirman casos de sarampión en puerto rico. Los médicos y hospitales saben que es obligatorio que aquella persona que tenga una sospecha de un caso de sarampión común debe comunicarse con el Departamento de Salud en un término no mayor de 24 horas para nosotros hacer la investigación requerida”, estableció Deseda en una entrevista radial (Radio Isla – 1320 AM). 

Las expresiones de la epidemióloga se producen en medio del brote de sarampión que atraviesa el estado de Nueva York. 

Este panorama obligó al gobierno neoyorquino a tomar diversas medidas de emergencia, incluida una orden por la que cualquier persona contagiada o expuesta deberá evitar espacios públicos por hasta 21 días.

Deseda explicó que, aunque Nueva York es un destino altamente visitado por los puertorriqueños, las personas que tengan las dos dosis de la vacuna contra el sarampión, requerida por la Ley 25, no deben tener problema. 

“Aquella persona que no está segura de si recibió o no recibió la vacuna, ponérsela no le hace daño. Tener vacuna demás no hace daño, hace daño tener vacunas de menos”, explicó. 

Asimismo, indicó que la única manera de evitar que se reporten casos de sarampión en la isla es que las personas se vacunen. 

“Si no tenemos las personas vacunadas, el sarampión podría volver a Puerto rico”, afirmó. 

Deseda subrayó que la vacuna es segura y que la primera dosis de esta debe ser administrada a los niños una vez cumplan los 12 meses. La segunda dosis debe ser administrada entre los cuatro a seis años. 

Igualmente, los adultos nacidos luego del año 1957 también deben vacunarse en caso de que no lo estén. 

No obstante, las mujeres embarazadas no pueden recibir la vacuna, ya que podría tener efectos adversos para su salud y la del bebé. 

La epidemióloga del Estado indicó que los síntomas del sarampión no se circunscriben solamente a fiebre alta, sino que los afectados también pueden presentar síntomas de conjuntivitis y congestión nasal.


💬Ver 0 comentarios