Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El tipo de vestimenta ha ido cambiando poco a poco en la montaña ante los ojos de Elena Medrano, una recepcionista del municipio de Adjuntas, quien dice haber visto que la gente cada día usa abrigos más anchos.

Esto podría deberse, en su opinión, a que este año las usuales temperaturas frescas allí han surgido más temprano en diciembre y han sido más frías.

En la madrugada de ayer, pueblos como Adjuntas y Aibonito vieron caer el termómetro hasta los 55 y 56 grados Fahrenheit, respectivamente, aunque otros como Arecibo (61), Guayama (65), Juncos (62) y Toa Baja (Levittown, 67) no se quedaron muy lejos.

Según Odalys Martínez, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan, las temperaturas reportadas, con carácter preliminar no han establecido marcas, pero deben mantenerse cerca durante los próximos días.

“Deben seguir las temperaturas buenas, frescas”, indicó Martínez. “Los modelos indican que los restos de un frente frío nos debe estar alcanzando mañana (hoy), lo que provocaría aguaceros pasajeros en la costa y mares picados”.

Aunque cree que la temperatura será agradable, Martínez explicó que las noches más frías son las de menos nubosidad, y el frente frío trae nubes, por lo que el termómetro podría no bajar tanto.

Aún así, pronosticó temperaturas en los 60 para pueblos de la zona montañosa y de 70 grados en los valles.

La temperatura más baja registrada en Puerto Rico en el 2010 fue de 47 grados en febrero en Adjuntas. El récord histórico de Puerto Rico es de 40 grados en Aibonito en marzo de 1911.

El alcalde aiboniteño, William Alicea, dijo que esta semana, mientras decoraban la plaza pública para el encendido navideño, pudo ver a algunas personas utilizando guantes ligeros y hasta gorros tipo 'beanie'.

“Ha estado bien rico. Llevamos una semana preciosa, pero en aquello de andar en chancletas y pantalones cortos por aquí no hemos visto a nadie”, sostuvo el primer ejecutivo municipal.

Alicea dijo que aunque la temperatura registrada por el SNM fue de 56 grados, supo de otros termómetros -por ejemplo, en el barrio Asomante- que marcaron 52 y 53 grados, algo que atribuyó al viento que se sintió en partes altas.

“De todos lados la gente me llama para ver si en verdad está haciendo frío y yo lo que les digo es que se den una vuelta por aquí, al mercado de pascuas que hay este fin de semana, para que vean si es verdad”, concluyó Alicea.


💬Ver 0 comentarios