Efectivos de la Guardia Nacional instalan casetas. (Suministrada)

En las próximas 24 a 48 horas, deben estar instalados los campamentos de casetas (“tent cities”) en municipios al sur para refugiar a personas afectadas por los temblores registrados desde el 28 de diciembre, siendo el mayor uno de magnitud 6.4 el pasado martes, informó esta tarde el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, José Reyes.

El general indicó que un contratista empleado por el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead) y la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) comenzó a instalar las casetas hoy en Yauco.

Reyes indicó ayer que la Guardia Nacional presentó el plan para establecer los “tent cities” con capacidad para 1,500 personas en los cinco municipios más afectados por los sismos: Ponce, Peñuelas, Guayanilla, Guánica y Yauco.

“Le dimos prioridad a Guánica y a Yauco”, señaló Reyes. “Luego, vamos a Peñuelas, a Guayanilla y Ponce”.

Los campamentos, abundó, contarán con cocinas portátiles, servicios médicos, seguridad y representación de diferentes agencias de ayuda estatales y federales.

Al momento, el cuerpo militar está en espera de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, apruebe activar unidades de reserva que proveerán duchas y lavanderías portátiles.

Después de que dos sismos de magnitud 6.4 y 5.6 sacudieron la isla, la gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó el martes una declaración de emergencia para Puerto Rico y activó la Guardia Nacional para atender los daños ocasionados por los terremotos.

El cuerpo militar, señaló Reyes, estableció un punto de distribución regional de agua y comida en Ponce y ubicó tres tanques de agua y siete camiones “Hippos” de agua potable en varios municipios apoyando a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

En colaboración con el Departamento de Salud, añadió el general, la Guardia Nacional estableció un centro médico en Campamento Santiago, en Salinas, para proveer servicios médicos. Reyes indicó que el centro debe comenzar a operar mañana.

Actualmente, añadió, personal médico y sicólogos de la Guardia Nacional se encuentran en los refugios de los cinco municipios más afectados por los temblores. Asimismo, personal del cuerpo militar provee apoyo de seguridad a las policías estatales y municipales.

Unos 25 policías militares, dijo Reyes, están asignados a prestar vigilancia y seguridad en el exterior del complejo carcelario Las Cucharas de Ponce.

En total, la Guardia Nacional ha movilizado sobre 400 efectivos para responder a la emergencia. Reyes aseguró que el número de soldados podría aumentar a 700 cuando comiencen a operar los “tent cities”.

“La Guardia Nacional de Puerto Rico continuará brindando apoyo en esta emergencia hasta cuando sea necesario”, manifestó Reyes. “Nuestra misión primordial es ayudar a devolver la tranquilidad y la calidad de vida de nuestros hermanos puertorriqueños. Que sepan que siempre estaremos listos y presentes para ayudarlos en todo lo que esté a nuestro alcance”.


💬Ver 0 comentarios