La tarja en honor a los tres fallecidos está ubicada en las nuevas oficinas del FBI, en Hato Rey. (Alex Figueroa Cancel)

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) catalogó la instalación de un monumento por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) como "una provocación y afrenta contra el movimiento independentista de Puerto Rico".

El monumento se trata de una tarja colocada frente a lo que será el nuevo edificio del FBI en Hato Rey, en recordación de las víctimas de un atentado de la organización clandestina Ejército Popular Boricua, mejor conocido como Los Macheteros en 1979, dejando un saldo de dos marinos muertos y otros diez heridos.

"Sabana Seca fue una respuesta al vil asesinato de Ángel Rodríguez Cristóbal mientras se encontraba encarcelado en Tallahassee, Florida, por sus actos de desobediencia civil en protesta contra las maniobras militares de la Marina de Estados Unidos en la isla de Vieques", indicó el MINH en declaraciones escritas.

"Tras 121 años de colonialismo, de los asesinatos de nacionalistas e independentistas, siendo el último el de Filiberto Ojeda Ríos, y tras la imposición de una dictadura de control fiscal, Estados Unidos no tiene estatura moral alguna, ni derecho bajo la ley internacional y los derechos humanos sobre el derecho a la libre determinación e independencia, para juzgar a nuestros patriotas por actos de defensa de la Patria", agregó.

Al inaugurar el monumento el lunes, las autoridades federales aseguraron que continúa abierta la investigación por el atentado cerca de la base naval en Sabana Seca, Toa Baja, el 4 de diciembre de 1979.

El subdirector asociado del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), Paul Abbate, indicó esa agencia y otras "continúan trabajando este caso agresivamente".

Indicó que agentes de varias agencias federales "continúan ejecutando órdenes de recolección de ADN (material genérico) y empleando otros métodos investigativos en el caso".

En el 2016, oficiales federales detuvieron a tres activistas independentistas para tomarles muestras genéticas en relación a la pesquisa de 1979.

Juan Segarra Palmer, Orlando González Claudio y Norberto Cintrón Fiallo fueron detenidos en aquel momento por agentes federales por orden del entonces juez federal José A. Fusté para ser sometidos a las pruebas de ADN.

Hasta el momento, la única persona procesada por este caso fue Juan Gallosa Acevedo, quien confesó en el 2013 haber sido chofer de uno de los vehículos desde el que dispararon contra la guagua de la Marina.

Para el MINH, "levanta sospecha que tras el verano de 2019 y en año electoral, donde se juzgará a los incondicionales del colonialismo en Puerto Rico, Estados Unidos esté anunciado posibles arrestos de patriotas mientras los corruptos que han quebrado el país continúan burlándose de nuestra Patria y quedan impunes sus actos contra el Pueblo de Puerto Rico".


💬Ver 0 comentarios