Sobre las iglesias, el Código Civil elimina todo el lenguaje que establece que estas y las organizaciones sin fines de lucro podrán tener una constitución como personas jurídicas. (GFR Media)

Además de los derechos del no nacido, una primera revisión del nuevo entirillado del Código Civil, documento que tiene 589 páginas, no revela mayores cambios en la pieza legislativa al compararla con la versión publicada en noviembre pasado.

En el proyecto se mantiene la prohibición de la clonación reproductiva, pero se elimina la prohibición a lo que se conoce como "prácticas eugenésicas dirigidas a la selección de genes, sexo o caracteres físicos o raciales de los seres humanos", que impulsaba la Cámara de Representantes.

El Senado mantuvo intacto el lenguaje que establece que en el acta de nacimiento original no se autorizará enmiendas sobre el sexo de nacimiento de una persona, pero que el tribunal puede, mediante sentencia, autorizar al registrador a realizar una anotación al margen de la inscripción original del sexo.

“En estos casos, sin embargo, no se autorizará la sustitución del hecho histórico, vital, del sexo de nacimiento”, reza el documento.

Críticos de este lenguaje reclaman que no reconoce la jurisprudencia del Tribunal Federal en Puerto Rico y es discriminatorio contra la comunidad transgénero.

“Pretenden eliminar el derecho de las personas trans a atemperar su certificado de nacimiento, tal y como está protegido en nuestro estado de derecho actual”, dijo el activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano, quien criticó que se pretenda llevar a votación el proyecto sin vistas públicas.

"Esta Legislatura se empeña en atacar a las mujeres y la gente Lgbttgi. Eliminaron la carta circular que protegía a los estudiantes trans y el currículo con perspectiva de género en las escuelas públicas. Intentaron, en dos ocasiones, aprobar proyectos de ley para limitar el derecho al aborto, legalizar las terapias de conversión y ampliar la libertad religiosa para permitir el discrimen a la gente Lgbttqi. Ahora, en un momento de gran vulnerabilidad ante el vil asesinato de Alexa en un crimen de odio, vuelven a atacarnos para poner en más peligro a la gente Lgbttqi y a las mujeres. Es un acto de insensibilidad, provocación y violencia que no tiene comparación. Basta ya", concluyó Serrano en declaraciones escritas.

En cuanto al tema de la maternidad subrogada, se mantiene la disposición de que el cuerpo no puede ser objeto de "contratación privada", pero se aclara que se verán como excepciones la donación de órganos, células, tejidos, gametos, embriones y maternidad subrogada. Igualmente se prohíbe la remuneración económica por la donación de sangre, órganos o plasma.

En otras áreas del Código Civil se mantiene la mayoría de edad en 21 años, se reconoce la filiación por "métodos de procreación asistida" y que, además de la maternidad biológica, la maternidad subrogada también demuestra lo que se conoce como la "presunción de maternidad".

Además, se elimina el lenguaje que prohíbe la eutanasia y las circunstancias en que una persona podrá rechazar o descontinuar un tratamiento médico.

De otra parte, se eliminan los artículos que flexibilizaron las instancias en que una persona podía ser internada en una institución para tratamiento de trastornos mentales. Igualmente elimina la disposición de que cualquier persona tendría la capacidad de alertar al Ministerio Público sobre la necesidad de internar a una persona y la disposición de que una persona que no ha sido declarada incapaz podía estar internada por hasta tres meses en contra de su voluntad.

Otro cambio a la versión de la Cámara de Representantes del Código Civil establece que se registrará en el Registro Demográfico el dato específico de que una persona falleció como resultado de un evento catastrófico.

Sobre las iglesias, elimina todo el lenguaje que establece que estas y las organizaciones sin fines de lucro podrán tener una constitución como personas jurídicas y borra del documento el artículo que establece que las iglesias y las instituciones eclesiales regirán sus asuntos internos "de acuerdo con su doctrina, dogmas, costumbres, leyes internas, y disciplina religiosa propia". Todo este lenguaje fue introducido por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez.

También quedó fuera la cláusula que establece que las iglesias y las entidades sin fines de lucro solo tendrían que registrar ante el Departamento de Estado una inscripción que se convertirá "en un mero reconocimiento civil de acuerdo con la ley o los tratados internacionales para propósitos de publicidad".

El entirillado del Senado deja intacto el lenguaje que permite que bienes públicos pueden ser utilizados por entes privados sin mediar una autorización de ley. Sin embargo, elimina también el lenguaje donde se describe el concepto de concesión de un bien patrimonial del Estado, ya sea por parte de un municipio o el gobierno central a una entidad privada. No está claro el efecto de ese lenguaje sobre el instrumento de las Alianzas Público Privadas.se

En la versión dada a conocer hoy quedó modificada la definición de matrimonio incorporada por la Cámara y lo define como "un contrato civil en virtud del cual dos personas naturales se obligan mutuamente a ser cónyuges". El Senado insertó la palabra natural.

En cuanto a los derechos de los menores no emancipados, se incluye un lenguaje para reconocerles la capacidad de tomar decisiones sobre tratamientos médicos y sus hijos "sin que sea necesario el consentimiento de sus progenitores o tutores, siempre y cuando estos tratamientos redunden en el mejor bienestar e interés de los menores".

Se dispone que el alimentista -persona beneficiaria de una asignación de alimentos-, si alcanza la mayoría de edad mientras cursa “ininterrumpidamente” estudios profesionales o vocacionales, el alimentante tendrá la obligación de alimentarlo hasta que obtenga el grado o título académico o técnico correspondiente o hasta que cumpla los 25 años, “lo que ocurra primero, a discreción del juzgador y dependiendo las circunstancias particulares de cada caso".

Finalmente, se mantuvo el lenguaje relacionado a los contratos de adhesión al reconocerle ciertos beneficios a los consumidores que firman contratos de ese tipo para servicios como telefonía, banca y gimnasios.


💬Ver 0 comentarios