Las olas rompientes en la costa podrían sobrepasar los 15 pies de altura. (Gerald López Cepero)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) advirtió que las condiciones marítimas en la costa norte de la isla estarán peligrosas durante todo el día con olas que podrían sobrepasar los 15 pies de altura.

El meteorólogo David Sánchez explicó a El Nuevo Día que el fuerte oleaje es producto de la energía que produce un sistema frontal que, al momento, se encuentra sobre el pasaje de la Mona en aguas del océano Atlántico y que deberá mantener ese patrón durante todo el día.

“Tenemos una advertencia de resacas altas hasta el miércoles y una advertencia para operadores de pequeñas embarcaciones hasta el jueves. Las condiciones continuarían deterioradas hasta la noche de hoy y el miércoles”, detalló el experto.

Asimismo, informó que se mantiene vigente un riesgo alto de corrientes marinas.

En caso de que usted sea arrastrado por una corriente marina deberá nadar paralelo a la costa y nunca tratando de evadir la corriente al dirigirse directamente hacia tierra firme. Una vez se asegure de que no siente el halón de la corriente, entonces podría nadar hacia tierra firme y retirarse del peligro.

Aunque en menor escala, el oleaje en el mar Caribe también continúa picado con olas entre los cinco a 10 pies de altura. El oleaje más peligroso se encuentra en aguas mar afuera en el Caribe y Atlántico.

Frente frío dejó mucha lluvia sobre la isla

El sistema frontal que comenzó a afectar el área local desde el pasado domingo dejó un saldo de entre dos a cuatro pulgadas de lluvia a través de toda la isla, según el SNM.

Las imágenes del radar demostraron que las acumulaciones de precipitación, por encima de las dos pulgada de lluvia, se extendieron desde el cuadrante noroeste en Aguadilla hasta el este en Naguabo.

“Tuvimos en general entre una a tres pulgadas. Las áreas que más recibieron fueron las del norte y este de Puerto Rico y en la costa suroeste lo que es Lajas y Cabo Rojo, que tuvieron mediciones máximas entre una a dos pulgadas de lluvia”, detalló Sánchez.

El meteorólogo indicó que ya hoy el tiempo deberá tornarse más tranquilo y estable debido a que, a la par con la salida del frente frío, llega una nueva masa de aire seco a la isla.

“El día deberá estar mayormente seco y estable, pero en horas de la tarde tendremos posibles aguaceros con tronadas en el oeste por la combinación de los efectos locales, la humedad asociada al sistema frontal y la vaguada en niveles altos”, anticipó.

Entretanto, elviento cambió su dirección del este-sureste por lo que las temperaturas se tornarán más calientes durante el día con máximas entre los medios a altos 80 grados Fahrenheit en las áreas costeras.


💬Ver 0 comentarios