El edificio tiene grandes daños por los terremotos que han sacudido a Puerto Rico.

A más de 24 horas de haber sido removidos de sus hogares, los residentes del edificio Ponce Darlington siguen con la incertidumbre de a dónde serán trasladados tras los daños severos que sufrió la estructura.

Tras el terremoto de la madrugada del martes, los residentes fueron removidos del edificio de 11 pisos que resultó seriamente dañado. Desde el exterior se pueden observar las paredes agrietadas y las ventanas de cristales rotas. En el interior, contaron vecinos, el suelo y las escaleras de emergencias también se afectaron.

“Se fue todo el mundo…y nadie dio la cara”, indicó Carlos De Jesús.

“Todos estamos afuera, como bolsa nos botaron de ahí, están to’ rotos los apartamentos. No han venido a inspeccionar, no han venido a ofrecer ayuda ni nada, nos tienen en el olvido y qué meter a uno en un asilo, pero yo no sé porque yo no estoy pa’ meterme en un asilo”, agregó el hombre.

Dijo que perdió parte de sus pertenencias y que el piso del apartamento se agrietó.

Para los residentes de la égida,la mayor preocupación es conocer dónde serán reubicados y cuándo podrán ingresar al lugar para recuperar sus medicamentos y pertenencias, como ropa y documentos importantes.

“Desde ayer ese portón está cerrado con cadena, tumbaron la corriente para que nadie entre. Toda la ropa de nosotros está ahí y no se puede subir porque está agrietada la escalera”, señaló Manuel Mejías, residente del lugar hace diez años.

Esta mañana los portones, incluyendo el vehicular, permanecían con candados. Frente al edificio un grupo de residentes exigían respuestas. Otro de los vecinos, relataron, durmió frente a la entrada.

La administradora del proyecto, Rosalba Carrasquillo, llegó al lugar y la instrucción inmediata a los residentes es ubicarse con algún familiar. Al momento, dijo, el acceso al edificio sigue prohibido hasta tanto sea inspeccionado por un ingeniero, lo que debe ocurrir en algún momento durante el día de hoy.

“Ni siquiera yo puedo entrar. Ni para María este edificio quedó así. Esas ventanas en María ninguna se rompió. Yo me quedo sorprendida”, señaló Carrasquillo que negó que el edificio haya sido decomisado, un rumor que corría por las redes sociales.

“Hay unos procesos de responsabilidad”, agregó.

Virgen De Jesús, hija de uno de los residentes, cuestionó el proceder de la administración del lugar. “Alguien tiene que responder…esto es como si encerraran mi casa. Qué opciones se le va dara la gente”, señaló.


💬Ver 0 comentarios