Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

De la mano del bufete de abogados de interés público llamado Public Justice -con sede en la capital federal-, ciudadanos de Guayama y Salinas ponderan demandar a la cogeneratriz privada Allied Energy Systems (AES), por supuestamente disponer de sus “desechos tóxicos” de forma ilegal.

AES, situada en Guayama, genera el 15% de la electricidad del país utilizando carbón. La planta inició operaciones en noviembre de 2002.

Los ciudadanos, que integran el Comité Diálogo Ambiental, Inc. (CDA), le entregaron a la gerencia de AES una notificación de intención de demanda, en la que alegan que la planta desecha sus cenizas en violación a la Ley para la Conservación y Recuperación de Recursos (RCRA).

La notificación, de la que El Nuevo Día obtuvo copia, le da a AES un plazo de 90 días -que vencen el 26 de diciembre- para responder y tomar acciones. De lo contrario, los ciudadanos incoarán su demanda en el Tribunal federal de Primera Instancia.

Si la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) se adelanta e interviene en el caso, los ciudadanos no podrían entablar su recurso legal.

La gerencia de AES indicó a través de su portavoz, Ingerman Martínez, que no emitirían comentarios.

Víctor Alvarado, líder del CDA, explicó que la “disposición ilegal” de AES consiste en la utilización de sus residuos -conocidos como “Agremax”- como relleno de proyectos viales, desarrollo de viviendas y fines agrícolas. “Agremax” es una mezcla de cenizas volantes, cenizas sueltas y agua.

“Estudios demostraron que esas cenizas son tóxicas. Depositar grandes cantidades de ceniza en el terreno sin ninguna protección, como lo hace AES, no es un uso beneficioso”, denunció Alvarado.

De otra parte, la abogada Ruth Santiago, representante legal del CDA, advirtió que AES está depositando sus cenizas sobre el Gran Acuífero del Sur, la principal fuente de agua potable de la zona. “Esos metales pesados acabarán contaminando el agua subterránea”, advirtió.

Detalló que AES emite alrededor de 400,000 toneladas de cenizas al año. Según dijo, la planta, en total, ha depositado 2.4 millones de toneladas de cenizas en el sureste del país.

Santiago resumió los reclamos del CDA en cuatro puntos: que AES deseche sus cenizas fuera de Puerto Rico, que se le prohíba a la planta depositar sus cenizas en suelo boricua, que la empresa establezca un fondo para muestrear y monitorear la calidad del agua, aire y suelo, y que los desechos existentes se eliminen legalmente.


💬Ver 0 comentarios