En la foto, el secretario interino de la Familia, Eddie García. (Gerald López Cepero)

El secretario interino del Departamento de la Familia (DF), Eddie García, aseguró este miércoles que dicha agencia impartió instrucciones de medidas preventivas a los empleados de las Unidades de Investigaciones Especiales (UIE), para dar continuidad a las labores en medio de la emergencia por la expansión del coronavirus (COVID-19).

“El Departamento de la Familia es una agencia de primera respuesta en emergencias, y en ese sentido se hizo un análisis de los trabajadores esenciales para mantener los servicios indispensables para la protección y seguridad de la población que atendemos”, sostuvo García en declaraciones escritas a El Nuevo Día.

Los empleados de las UIE denunciaron el domingo que dicha agencia los mantenía laborando de manera regular, sin instrucciones precisas ni protocolos para prevenir la propagación del COVID-19 en medio de sus labores.

A través del sindicato Servidores Públicos Unidos (SPU) el personal de estas oficinas, un servicio esencial que atiende situaciones como denuncias de maltrato a un menor o explotación a ancianos, aseguró que esperaban desde el pasado domingo –cuando la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció las medidas de cierre y toque de queda– por instrucciones claras en comunicaciones oficiales.

“Desde que se estableció el plan de trabajo alterno, ante las directrices de las Ordenes Ejecutivas emitidas para atender esta emergencia, hemos tenido una comunicación constante y abierta con los directivos de la unión”, aseguró el secretario interino.

“Nuestros trabajadores han sido debidamente orientados y han recibido las nuevas directrices para la labor remota, en aquellos casos que la naturaleza de su trabajo lo permite, así como las limitaciones de turnos establecidos para los que deben presentare a trabajar, según mandado en las Ordenes Ejecutivas y Ordenes Administrativas emitidas”, apuntó García.

El síndico de la SPU, Benjamín Borges, indicó el domingo que había preocupación entre los empleados de estar expuestos a un “riesgo innecesario de contagiarse, ya sea porque estén aglutinados trabajando con más personal del que pudiera ser necesario en un lugar cerrado y que no se les esté dando el equipo personal de protección para cuando tengan que ir a hacer una intervención”, explicó.

Borges sostuvo que a través de la isla hay alrededor de diez oficinas de la UIE de Familia, y que durante la pasada semana dichas oficinas se mantuvieron trabajando con hasta 14 miembros de personal, aún cuando pudieran realizar su jornada a distancia o de manera “on call”, debido a que se activarían ante emergencias.

El síndico cursó una carta el pasado miércoles dirigida al secretario interino de Familia en la que explicaba la situación y solicitaba las instrucciones oficiales respecto a las medidas preventivas.

En una respuesta, según el síndico, la agencia le respondió que en las oficinas de Humacao, Ponce, Arecibo y Mayagüez mantenían solo a cinco empleados trabajando, pero no se incluyó una copia de alguna instrucción oficial incluyendo el resto de las oficinas.

En declaraciones a este medio, García reiteró que “la composición de los trabajadores para cada turno requiere de solo 5 empleados por Unidad, que es el mínimo que podemos tener para atender emergencias, en cada región de Puerto Rico”.

Indicó, a su vez, que las comunicaciones a los representantes de la unión de trabajadores se han realizado a través de la División de Recursos Humanos y su gerente de Relaciones Laborales, Sandra Colón.

Borges enfatizó en la carta al secretario que un Resumen Ejecutivo emitido por la gobernadora el 17 de marzo en relación con la orden que firmó sobre medidas preventivas, establece que –en relación con los servicios esenciales del gobierno que continúan labores– los jefes de cada entidad deberán “tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar escenarios que promuevan el contagio y que puedan comprometer la salud de nuestros servidores públicos (por ejemplo, el aglutinamiento de empleados, etc.)”.

Asimismo, denunció que la pasada semana los empleados recibieron equipo preventivo, como desinfectante y guantes, que alcanzaba solamente para un día de trabajo, y que tampoco tenían certeza de que en –en efecto- ese material fuera para los empleados, porque luego supieron que a esas oficinas llegaría equipo para que el personal entregara a las personas sin hogar.

“Seguimos las recomendaciones del CDC y el Departamento de Salud de Puerto Rico y les hemos provisto de los materiales de protección que tenemos disponibles que son suficientes para la cantidad de empleados realizando labores”, manifestó García en relación con esa denuncia.

Al mismo tiempo, reconoció el deber de la agencia de “asegurar que nuestros trabajadores tengan los materiales de prevención y seguridad necesarios para realizar su labor”.


💬Ver 0 comentarios