Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Con el ajetreo diario y la criminalidad, muchas personas se encierran en sus casas y pocos comparten con sus vecinos. Aquellos años en que se  formaba un bembé, una fiesta en las  urbanizaciones es casi cosa del pasado.


💬Ver 0 comentarios