Carlos Contreras, jefe del DTOP. (semisquare-x3)
Carlos Contreras, jefe del DTOP.

El secretario de Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) Carlos M. Contreras Aponte, informó hoy, domingo, que de los 746 casos elegibles de daños a carreteras provocados por los huracanes Irma y María han logrado adelantar el 80% de los trabajos.

“La construcción y reconstrucción de puentes es uno de los asuntos más complejos en la ingeniería. Tenemos que asegurarnos que resistan el peso y el paso continuo de los vehículos de motor. Y, sobre todo, saber por qué colapsaron. Es una gran responsabilidad porque la vida de nuestros compatriotas que los transitan está en juego. Estoy seguro que para algunos el proceso ha sido muy lento, aunque otros habrán notado lo rápido que logramos abrir camino en otros sectores”, advirtió en un comunicado de prensa el secretario de Transportación y Obras Públicas.

El costo estimado para estas reparaciones es de $355 millones, añadió Contreras Aponte, quien es también el director ejecutivo de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT).

Según el departamento, estas reparaciones han requerido también la instalación de barreras de seguridad, rotulación, y retroreflectores para proteger 350 lugares (“sites”). La inversión es de $16 millones. Mientras, se ha realizado reparaciones de emergencia en sobre 400 lugares, con una inversión de $66 millones. El 80% de estas reparaciones de emergencia ya se ha ejecutado, según el DTOP.

Los 345 deslizamientos requirieron diseño y ya fueron asignados a 25 compañías de ingeniería. Mientras, los contratos están siendo ejecutados con costos ascendentes a $34.7 millones para atender los deslizamientos. Se estima que los costos de reparación para estos 345 deslizamientos sobrepasarán finalmente los $240 millones, señaló.

Contreras Aponte aseveró igualmente que “tenemos a los contratistas con las manos llenas. Tenemos una industria que en los últimos diez años fue bajando su producción debido a la recesión económica y la crisis fiscal. Y de repente le estás diciendo a esa industria en baja que tenemos cientos o miles de proyectos inmediatos. No podemos pasar por alto ese problema, así que debemos incitarlos a que amplíen su capacidad y contraten más personal”.

Otros $120 millones de estimados de daños han sido destinados a unos 147 puentes que sufrieron desde menores problemas hasta el colapso total de la estructura.

Al momento se han realizado reparaciones de emergencia en 92 de estos puentes. La solución de los problemas en los puentes incluye la instalación de 10 puentes modulares y reparaciones menores en otros 78 puentes.

El funcionario sostuvo en declaraciones escritas que se ha instalado y abierto al tráfico 10, de 12 puentes modulares contratados, para un 83%. Otros dos puentes, adicionales a estos 12, fueron adquiridos para instalarlos en la PR-3 en Naguabo, y la PR-111 en Utuado.

Actualmente, la ACT está en proceso de subasta para seleccionar un contratista para instalar estos puentes. La inversión en los puentes modulares es de $20 millones, señaló.

Este dijo que, para agilizar la apertura del tránsito, la agencia instaló los puentes modulares. Aclaró que estos puentes modulares "no llegaron de inmediato porque se hacen “custom made”, y tampoco se pueden instalar de inmediato porque antes se debe preparar adecuadamente el área de instalación, se debe tener las especificaciones de ancho y largo, altura".

No obstante, explicó que “los puentes modulares no son necesariamente puentes temporeros. Ellos hacen el trabajo para el área que se requiere. Solo que no en todas las áreas puede instalarse un puente modular.

 Por otra parte, estimó en $43.3 millones los daños en los aspectos de rotulación y seguridad. Dijo que 21 firmas de diseño ya fueron contratadas para esa evaluación de daños. Se usaron $7.8 millones para contratar estas firmas de diseño. Estas firmas ya han realizado la evaluación de las carreteras y se encuentran en etapa avanzada de diseño, agregó mediante comunicado de prensa.

Entre puentes, deslizamientos, derrumbes, colapsos y seguridad y rotulación se invertirá unos $520 millones. Este caudal no toma en cuenta otros $30 millones en semáforos, iluminación y comunicaciones, para un gran total $550 millones.

Estos fondos son distintos a los $652 millones destinados a la iniciativa Abriendo Caminos, mediante la cual las principales y más utilizadas vías estatales serán reparadas, explicó el titular del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

 Aunque hay carreteras cerradas todavía, estas componen el mínimo, como la PR-186, la PR-459, y la PR-143. Hay carreteras, como esta PR-143, en que se desprendieron hasta 200 metros longitudinales, dijo.


💬Ver 0 comentarios