Salvatore Anello en el Tribunal de San Juan el pasado 19 de noviembre. (Teresa Canino )

El abuelastro de la niña de casi dos años que cayó en julio de un crucero creía que había un cristal en la ventana por la cual la menor se accidentó.

En una entrevista exclusiva con CBS News, Salvatore Anello, natural de Indiana, se expresó incrédulo cuando vio caer a su nieta.

"Recuerdo que trataba de encontrarla en el suelo, y luego la vi caer, la vi caer hasta el final. La vi caer, y fue una incredulidad. Yo estaba como: ¡oh, Dios mío! Y creo que por un tiempo estuve en shock. Estaba ahí parado. Y entonces recuerdo haber gritado que pensé que había un cristal. Pensé que había un cristal allí", narró Anello entre lágrimas, a preguntas del periodista David Begnaud.

De acuerdo con la versión que ofreció, Anello sostenía en sus brazos a la niña cuando la intentaba acercar a una ventana para que lo golpeara con su puño. Sin embargo, mencionó que según se iba acercando a la ventana se movía más y más hacia al frente hasta que la niña se le resbaló de los brazos y cayó al suelo.

Grandfather charged after granddaughter fell from cruise ship speaks out

?EXCLUSIVE: Salvatore Anello, the grandfather charged with negligent homicide after his 18-month-old granddaughter fell from the window of a cruise ship docked in Puerto Rico, opens up to David Begnaud: "I remember screaming that I thought there was glass." https://cbsn.ws/37Mt6v0

Posted by CBS This Morning on Monday, November 25, 2019

"Lo revivo todo el tiempo, y... pensé que había cristal allí. No sé qué más decirte. Parece que nada es real. Es una niña tan hermosa. Una niñita perfecta. Una niña inteligente que todo el mundo debería ser capaz de conocer", lamentó el abuelastro.

Anello añadió que es daltónico, pero no fue categórico en expresar si se culpaba por los efectos que le pudo haber causado esa discapacidad. Dicha información, según Begnaud, fue validada mediante un examen médico donde se informó que el hombre sufre de 100% de discapacidad para identificar los colores rojo y azul.

Recientemente, el abogado de Anello, Michael Winkleman, destacó en la revista People que un nuevo vídeo podría exonerar a su cliente de los hechos que ocurrieron en el piso 11 del crucero Freedom of the Seas, de Royal Caribbean, que se encontraba anclado en el Muelle Panamericano de San Juan.

Winkleman le mostró a la revista una grabación que, aseguró, corrobora la versión del acusado de que la muerte de la niña no fue por negligencia de su parte.

La descripción que ofreció el licenciado al medio apunta que en las grabaciones se puede contemplar la distancia que ambos tenían de la ventana antes del incidente.

El juicio contra el abuelastro fue pautado por la jueza Gisela Alonso para el 17 de diciembre. Ese día el acusado deberá notificar al tribunal si opta por tener un juicio por jurado o por tribunal de derecho.

La pena a la que se expone Anello es de tres años de prisión.


💬Ver 0 comentarios