(vertical-x1)
Omar Marrero Díaz dirige la Autoridad de Puertos, la Autoridad del Distrito del Centro de Convenciones, las Alianzas Público Privadas y es parte de la junta de gobierno de la AEE. (Luis Alcalá del Olmo)

A seis días del paso del huracán María, la Autoridad de los Puertos (AP) otorgó un contrato de emergencia por $120,650 a una compañía que hasta febrero de este año tenía como agente residente al director de esta corporación pública, Omar Marrero Díaz, quien, además, fue el incorporador de la empresa.

Previo al huracán, Gvelop LLC firmó durante el 2017 dos contratos con la Autoridad del Distrito de Centro de Convenciones (ADCCPR), que también es dirigido por Marrero Díaz.

Ambos contratos suman $179,850.

El titular de Puertos insistió que no tiene vínculos económicos con Gvelop y que, por lo tanto, está exento de cualquier conflicto de interés e incluso de una apariencia conflictiva.

La compañía no compitió con ninguna otra empresa para ganar los tres contratos con las corporaciones públicas porque no es un requisito para la contratación de servicios profesionales, señaló a este diario Marrero Díaz.

Además, el acuerdo con Puertos fue otorgado bajo el amparo de la declaración de estado de emergencia por el huracán María, lo que altera el protocolo de contrataciones y compras necesarias.

La trayectoria

La compañía Gvelop, LLC. fue registrada el 1 de julio de 2011 por Marrero Díaz con el propósito de ofrecer servicios de consultoría en el área de energía.

Según el registro de corporaciones del Departamento de Estado, el 14 de febrero de 2017, Gvelop presentó a esta agencia un certificado de enmienda para informar que el 29 de diciembre de 2016 resolvió que Alexis J. Miranda Ramírez sustituiría a Marrero Díaz como agente residente de esta compañía de responsabilidad limitada.

El 20 de diciembre pasado, Marrero Díaz fue nombrado por el gobernador Ricardo Rosselló como director ejecutivo de la AP, director de la ADCCPR y de la Autoridad de las Alianzas Público Privadas (AAPP). Este abogado es, además, vicepresidente de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Según la plataforma LinkedIn, la compañía Gvelop se dedica a la consultoría de proyectos de energía limpia y al desarrollo de proyectos de energía sustentable. En esta plataforma se identifican como socios de esta empresa al ingeniero Miranda Ramírez y al abogado Jan Maduro Rivera.

El Nuevo Día intentó comunicarse con Miranda Ramírez a los teléfonos y al correo electrónico registrados en el Departamento de Estado y no hubo respuesta.

El director de Puertos rechazó tener participación alguna en esta compañía y aseveró que se limitó a fungir como incorporador y agente residente, y no como accionista.

“No ha habido un interés pecuniario. La función de incorporador o agente residente no era una función de accionista o socio, que es lo que prohíbe la Ley de Ética Gubernamental”, recalcó.

Aunque dijo que esas funciones son “las típicas” que hace un abogado corporativo, descartó que Gvelop hubiese sido su cliente porque, dijo, no cobró honorarios por la representación que hizo ante el Departamento de Estado.

“No cobré honorarios a la compañía, como he hecho con muchas otras”, insistió.

¿Lo que plantea es que los honorarios son los que establecen la relación abogado cliente?

—La relación abogado cliente se establece cuando las partes establecen que va a haber una relación abogado cliente, pero la mera incorporación de una entidad no necesariamente constituye o va a generar una relación abogado cliente.

Marrero Díaz señaló que no pidió una opinión a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) porque no tenía ninguna duda de que existiese alguna relación conflictiva. Afirmó, además, que no violó ni la Ley de Ética, ni los cánones de su profesión, como tampoco sus principios.

Al preguntársele cómo surgió la determinación de contratar a Gvelop para la ADCCPR, que fue la primera contratación otorgada, o si no evaluó otras propuestas para el servicio de gerencia de proyectos, contestó que la inspiró en el derecho aplicable, la reputación de la empresa y el servicio que la misma brindó al Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) cuando él lo dirigió en el 2012.

En el registro de contratos de la Oficina del Contralor aparece un contrato de Gvelop con el DACO por $8,925 para dar servicios de consultoría administrativa entre el 2 de octubre al 31 de diciembre de 2012.

Acuerdos

El contrato en calidad de consultor de la AP fue firmado el 26 de septiembre de este año. El director ejecutivo de la AP señaló que la empresa fue contratada para estimar los daños que el huracán María causó en los aeropuertos regionales. Marrero Díaz aclaró que Gvelop, además de consultoría energética se dedica a la gerencia de proyectos.

Según el contrato, el consultor, previa autorización de la AP, puede aumentar sus tarifas. El acuerdo es efectivo hasta el 30 de junio de 2018. El subdirector ejecutivo de la AP, Nelson J. Pérez Méndez, firmó el contrato y, junto al asesor legal general, será el responsable de velar por el fiel cumplimiento de lo acordado.

La primera relación contractual, por $59,800 y con una vigencia de seis meses, entre Gvelop y la ADCCPR fue firmado por Marrero Díaz el 24 de febrero de 2017, 10 días después en que se presentó ante el Departamento de Estado la certificación de la compañía de responsabilidad limitada que lo relevaba como agente residente de esa empresa.

La propuesta de servicios, sin embargo, fue presentada por la compañía el 26 de enero de 2017, cuando todavía no se había radicado ante el Departamento de Estado el cambio de agente residente que la empresa había resuelto hacer desde el 29 de diciembre de 2016.

El segundo contrato fue otorgado el 21 de julio de 2017 por la cantidad de $120,000 y está vigente hasta el 30 de junio de 2018.

Según los contratos, la ADCCPR requería los servicios de esta compañía como consultor para reducir el consumo eléctrico y de agua dentro de las propiedades que administra esta entidad pública y para brindar servicios en otros proyectos en los que se requiriera su consultoría.

Tanto Miranda Ramírez como Maduro Rivera, socios de Gvelop, trabajaron en la Administración de Asuntos Energéticos durante la administración de Luis Fortuño.

Maduro Rivera también se desempeñó de enero a septiembre del 2009 como subdirector ejecutivo y director interino de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS).


💬Ver 0 comentarios