El presidente de la CEE, Juan Ernesto Dávila (semisquare-x3)
El presidente de la CEE, Juan Ernesto Dávila. (GFR Media)

Una controversia en torno al requerimiento de los últimos cuatro dígitos del Seguro Social en el módulo para recolectar endosos para los partidos y candidatos políticos de forma electrónica mantiene paralizado el uso de la plataforma en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

Ante esto, los cinco nuevos partidos que están en el proceso de inscribirse están completando el proceso de forma manual.

Según el presidente de la CEE, Juan Ernesto Dávila, la plataforma fue desarrollada en 2017 por la compañía de informática Rock Solid a un costo de $117,000, pero nunca se realizaron pruebas del sistema.

No fue hasta inicio de este año que la comisión comenzó a verificar el módulo y se percató de que no podía utilizarse.  

“El módulo se fue trabajando mientras el Partido Independentista se iba inscribiendo en papel, de manera que ese modulo se diseñó, pero nunca se implementó”, sostuvo a Dávila.

El funcionario detalló que para poner en función la plataforma se necesitan hacer dos cambios, entre los que se encuentra que el módulo pueda garantizar una bitácora de cambios.

“El modelo no tiene una bitácora de intentos fallidos. Si usted recoge toda la información del elector, pero por alguna razón hay una letra que no concuerde, usted pierde toda la información del elector”, explicó.

Aunque los comisionados electorales de las tres colectividades políticas representadas en la CEE, el Partido Popular Democrático (PPD), el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), estuvieron de acuerdo con este ajuste, la controversia no terminó.

La plataforma, como fue diseñada en 2017, establece que el campo de validación para el endoso serán los últimos cuatro dígitos del Seguro Social, requisito que no está presente en los endosos manuales que se realizan actualmente.

“Entre los comisionados no hay unanimidad. El PNP opina que debe permanecer el campo de validación, el PPD votó a favor de que se mantenga el campo, pero opcional y el PIP votó a favor de que se elimine ese campo de validación”, estableció Dávila.

Como no hubo acuerdo, el presidente de la comisión resolvió que el requisito de los números de Seguro Social debía quedar fuera de la plataforma “por ir en contra de la ley”.

“Cuando un elector se va a registrar como elector la ley dice que si da la licencia de conducir no tiene que dar los números del Seguro Social. La ley no requiere que usted obligatoriamente brinde esa información”, señaló.

Cuestionado sobre por qué la CEE incluyó ese campo de validación en 2017, Dávila dijo que fue por recomendación de la Oficina de Cómputos de la CEE que dirige el hijo de la comisionada electoral del PNP, Norma Burgos, Roberto Benítez Burgos. 

De igual manera, reconoció que “alguien falló” porque encargó el desarrollo de la plataforma, pero no se comenzó una enmienda al reglamento para la inscripción de partidos por petición para incluir el módulo electrónico.

El presidente dijo que una vez resolvió la controversia comunicó su decisión a los comisionados electorales, pero los representantes del PNP y el PPD votaron en contra.

“Cuando se trata de cambios de programas de informativa si no hay unanimidad de los comisionados no se puede hacer el cambio”, acotó sobre lo que dispone el Código Electoral en estas instancias.

Según el presidente de la CEE, los cambios a la plataforma necesitarían una inversión de $39,000 que se iba a realizar con fondos federales que habían identificado.

No obstante, el comisionado electoral del PPD, Lind Orlando Merle Feliciano, dijo que el costo de los cambios asciende a una cantidad mayor y rechazó que su partido se oponga a la tecnología.

“La posición es que no nos oponemos al progreso y la tecnología que nos ayuda a la situación fiscal. El módulo que estaba disponible exige unos requisitos del Seguro Social que van en contra de la ley”, aseguró.

Mientras, aseguró que no se logró unanimidad entre los comisionados electorales para dar paso a los cambios “porque había cuestionamientos sobre la compañía”.

Merle Feliciano, sin embargo, declinó detallar cuáles fueron los cuestionamientos sobre Rock Solid por no haber participado de las reuniones donde se discutieron los supuestos señalamientos. El comisionado electoral fue nombrado a esa posición hace menos de un mes tras la renuncia de Miguel Ríos.

“Se cometieron unos errores en términos de la programación, y a uno le puede parecer sencillo, pero no lo es”, apuntó.

Según la Oficina del Contralor, desde 2017 al presente Rock Solid ha tenido tres contratos con la CEE que ascienden a $295,000.

Por su parte, la comisionada del PIP, María de Lourdes Santiago, sostuvo que no tiene una “explicación racional” a la oposición y de los populares y penepés a los cambios a la plataforma.

“Para hacer esos cambios hay que pagar y hay que somete la propuesta de Rock Solid, no entiendo por qué el PPD y el PNP le votan en contra. Entonces la ley electoral dispone que, si no hay unanimidad de comisionados, no se pueden hacer cambios a la programación”, puntualizó.

Santiago indicó también que cuando el PIP solicitó en 2017 tener acceso al módulo “tardaron semanas en mostrarlo”.

“Que yo sepa el problema no es Rock Solid, lo que sí fue muy problemático es que a nosotros nos aseguraban que el módulo estaba listo y nos tomó tiempo poder verlo”, estableció.

Asimismo, subrayó que el recogido de endosos electrónicamente “no necesariamente es un avance” por la dependencia de la tecnología.

Este medio intentó obtener una reacción de la comisionada electoral del PNP, pero no fue posible.


💬Ver 0 comentarios