El oleaje podría superar los ocho pies de altura. (Gerald López Cepero)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) advirtió hoy, sábado, que el viento estará soplando con velocidades sostenidas de 20 millas por hora (mph) y ráfagas de más de 25 mph debido a un sistema de alta presión que se mantiene fortalecido al norte de la isla.

El meteorólogo Walter Snell le explicó a El Nuevo Día que debido a la ventolera no se espera una actividad de lluvia significativa. No obstante, el pronóstico de la agencia meteorológica sugiere que a lo largo del día se pueden desarrollar aguaceros ocasionales.

“El viento deberá soplar fuerte todo el día. La fuerte brisa se extenderá hasta el martes cuando disminuyan los vientos, mientras llega más humedad y lluvias”, resaltó Snell.

“Pero hoy no deberá llover mucho a excepción del área este que puede ver un aumento en las lluvias con hasta media pulgada, pero eso debería ser en horas de la noche”, abordó.

Aunque las lluvias no deberán ser significativas, en aquellas áreas con poco drenaje podrían generarse inundaciones urbanas dependiendo cuánto permanezca el aguacero en esa zona.

El experto sostuvo que debido al fuerte viento las temperaturas máximas deberán mantenerse en los medios 80 grados Fahrenheit en áreas costeras y en los medios a altos 70 grados en pueblos de la montaña.

En general, el patrón del tiempo para hoy y mañana deberá ser de “llueve y escampa”, según Snell.

Añadió, a su vez, que la fuerte brisa mantiene deterioradas las condiciones del mar.

Al momento, el oleaje permanece entre seis a ocho pies en aguas del Atlántico y de cinco a siete pies en aguas del mar Caribe.

“Hoy el viento en el área marítima aumentará, significativamente. Se espera que por esa razón el oleaje exceda los ocho pies de altura”, dijo el experto.

El SNM mantiene bajo riesgo moderado de corrientes marinas a casi todas las playas de la isla. El área oeste es donde más tranquilas se encuentran las condiciones del mar.


💬Ver 0 comentarios