El USS Kearsarge es un portaaviones anfibio de 844 pies. (horizontal-x3)
El Kearsarge ha entregado más de 1,200 toneladas métricas de suministros de socorro. Foto Navy.mil.

Si el huracán Irma impacta a Puerto Rico, no tendrá respiro. Tras asistir a víctimas de Harvey en Texas, el USS Kearsarge, un portaaviones anfibio de 844 pies de eslora será el encargado de brindar alivio a los afectados en la isla. 

Según se informó hoy durante la conferencia de prensa brindada por el gobierno, este portaaviones está preparado para zarpar en caso de que se precise su ayuda. 

Según la Armada de EE.UU., el USS Kearsarge es una nave de asalto anfibia que forma parte de una flota de ocho naves tipo LHD. Está activo desde 1992 y ya ha estado en Puerto Rico. 

El 7 de abril de 1994, dos años después de haber sido botada, la nave zarpó desde la estación naval de Norfolk para participar en los ensayos de calificación de embarcaciones de sistemas de combate (CSSQT, en inglés) en el área de operaciones (OPAREA, en inglés) de Puerto Rico. Casi 23 años después, podría regresar.

Los LHD, como el USS Kearsarge, son naves anfibias que transportan helicópteros, aviones y tropas que pueden desembarcar rápidamente en lanchas. Son conocidos por su participación en operaciones humanitarias, además de operaciones de desembarco o combate.

Las lanchas de desembarco permiten llegar con rapidez a las zonas afectadas por los desastres naturales. Foto Navy.mil.

El USS Kearsarge ha participado en al menos cinco operaciones humanitarias. Hizo su debut en 2007 con una breve parada en Djibouti para proporcionar suministros humanitarios a dos organizaciones benéficas a través del programa de la Marina "Project Handclasp" en su camino hacia una operación en el Golfo Pérsico.

Un año más tarde, el 6 de septiembre de 2008, partió hacia Haití para ayudar con los esfuerzos de socorro en las zonas afectadas por las inundaciones debido a varios huracanes y tormentas en el Caribe. Estuvo 19 días allí. El Kearsarge habpia estado amarrado en Santa Marta, Columbia, desde el 27 de agosto, llevando a cabo una misión de ayuda humanitaria y civil. 

El USS Kearsarge puede transportar hasta 1044 enlistados. Foto Navy.mil.

Tres años después, el 1 de marzo de 2011, se trasladó junto al USS Ponce al Mar Mediterráneo para asistir en la evacuación de civiles y brindar ayuda humanitaria como respuesta a los disturbios en Libia. 

El 31 de agosto, el USS Kearsarge, partió de la estación naval de Norfolk para realizar operaciones de ayuda humanitaria, a la zona devastada por el huracán Harvey en Texas y en la costa de Louisiana.

Hasta la fecha, se calcula que los helicópteros y embarcaciones del Kearsarge han entregado más de 1,200 toneladas métricas de suministros de socorro, incluyendo 26,000 galones de agua a comunidades devastadas aisladas por caminos y puentes dañados, según reporta el US Naval Institute.

Imagen de un helicóptero Sea Hawk, uno de los que transporta el USS Kearsarge. Foto Navy.mil.

Ahora, se alista para enfrentar el impacto que pudiera dejar Irma en Puerto Rico. 

El USS Kearsarge mide 844 pies de eslora (largo) y de 106 pies de manga (ancho). Puede cargar 40,650 galones de combustible. Se desplaza gracias a dos calderas y dos turbinas de vapor que generan 70,000 caballos de fuerza y navega a una velocidad de más de 20 nudos o (23.5+ millas por hora). Puede albergar una tripulación máxima de 104 oficiales y 1.004 alistados

El USS Kearsarge es capaz de transportar 12 helicópteros CH-46 Sea Knight; 4 helicópteros CH-53E Sea Stallion; 6 aviones de ataque AV-8B Harrier; 3 helicópteros UH-1N Huey; y 4 helicópteros AH-1W Super Cobra. Entre su armamento más destacado se encuentran dos lanzadores RAM y dos lanzadores Sa Sparrow.

Los aviones de ataque AV-8B Harrier, en el deck del USS Kearsarge. Foto Navy.mil.

Las facilidades médicas y de emergencia con las que cuenta son un plus para situaciones de desastre. 

“Además de suministrar poder de combate desde el mar, los buques de asalto anfibios son ideales para entregar asistencia y ayuda", explicó en una entrevista reciente el capitán del Kearsarge, David K. Guluzian. "Podemos transportar grandes cantidades de mano de obra y suministros a las áreas necesitadas usando nuestros botes pequeños, lanchas de desembarco y helicópteros. También tenemos una suite médica robusta, incluyendo quirófanos, una unidad de cuidados intensivos, rayos X, banco de sangre e incluso servicios de consejería y, si fuera necesario, podríamos cuidar a las personas heridas o evacuadas a bordo del buque", explicó.

En Texas, el USS entregó 200 pallets de alimentos para bebés, pañales, botellas de agua, baterías, toallas, latas y comida disecada, entre otros suministros.  

La intervención de estas naves es una coordinación de FEMA con el Departamento de Defensa de EE.UU. y las autoridades locales.

Por el posible impacto del huracán Irma sobre Puerto Rico, El Nuevo Día es de libre acceso para todos los usuarios.


💬Ver 0 comentarios