La comisionada María Conte Miller indicó que con esta movida administrativa el NCF podrá contar con dos equipos de trabajo por turno.(GFR Media)

La comisionada del Negociado de Ciencias Forenses (NCF), María Conte Miller, dio instrucciones de enviar a la calle a seis investigadores forenses adicionales luego de que, en días recientes, dos cadáveres permanecieron sobre el pavimento en Santurce por más de diez horas en una escena criminal.

El NCF cuenta con 18 investigadores forenses, de los cuales ocho están activados en la oficina de Ponce. Sin embargo, solo 12 estaban saliendo a la calle, mientras el resto realizaba labores administrativas. Ahora, esos seis se moverán a trabajar escenas.

Según el presidente de la Local 2099 de Servidores Públicos Unidos, Jesús Ayala, hace falta entre 30 y 40 investigadores forenses para que el NCF opere como se supone.

Conte Miller indicó que con esta movida administrativa el NCF podrá contar con dos equipos de trabajo por turno. Desde diciembre, con el traspaso del personal hacia Ponce, funcionaban con un equipo por turno. Fue en esas circunstancias, explicó Ayala a El Nuevo Día, que se combinaron tres escenas: una en Trujillo Alto y dos en San Juan entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, que retrasaron los trabajos.

También influyó en el retraso, dijo Ayala, la negativa de la División de Servicios Técnicos de San Juan de la Policía de trabajar las escenas criminales de esa madrugada.

Conte Miller explicó, de otra parte, que el NCF reclutó a ocho investigadores forenses nuevos a ser destacados en San Juan que estarán en la calle trabajando en cuatro meses, luego de que terminen un adiestramiento.

La oficina en San Juan del NCF trabaja escenas en San Juan, Carolina, Caguas y Bayamón.

“Podrán realizar labores como tomar vídeos, recopilar evidencia en escenas, examinar cadáveres, aunque estarán siempre con un supervisor”, argumentó Conte Miller, quien explicó que durante el corriente año fiscal el NCF contrató también a una patóloga adicional para elevar el total de este personal a siete regulares y cinco por contrato.

También cuenta con las certificaciones para adiestrar residentes en patología, destacó Conte Miller.

En entrevista por separado, Ayala sostuvo que el adiestramiento de este personal es de seis meses en la oficina y otros seis meses en la calle, pero tomando fotos y vídeos. El líder sindical dijo que la última academia “grande” de investigadores forenses fue de 30 y ocurrió en el año fiscal 2003-2004. No se contrataban investigadores forenses desde que se reclutaron de ocho a 10 hasta el año fiscal 2014-2015.

Según la funcionaria, hay presupuesto suficiente en el NCF para que se puedan reclutar cuatro investigadores forenses adicionales en lo que queda del año fiscal. Sin embargo, la posición de la unión sigue siendo que las escalas salariales en el NCF no son competitivas, por lo que investigadores forenses y otro personal continúan renunciando para irse a Estados Unidos aceptando mejores ofertas.

“La revisión de las escalas es imprescindible para mantener el personal y reclutar y de eso depende mucho la estabilización de la agencia. Hemos hecho adelantos, pero queda camino por recorrer”, dijo Conte Miller al reconocer que desconoce la postura de la Junta de Supervisión Fiscal para identificar fondos adicionales en el próximo año fiscal para aumentar las escalas salariales.

Dijo que ese tema lo trabaja el secretario del Departamento de Seguridad Pública.


💬Ver 0 comentarios