Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
García Padilla firma el nuevo plan. (Xavier J. Araújo Berríos)

Caguas - El gobernador Alejandro García Padilla estampó hoy su rúbrica sobre el nuevo Plan de Uso de Terrenos (PUT), una hoja de ruta que guiaría el desarrollo económico del País procurando el bienestar colectivo y evitando el desparrame urbano, según aseguró el mandatario.

Aprobado por unanimidad por la Junta de Planificación de Puerto Rico, el PUT protegió 600,000 cuerdas de terreno de alto valor agrícola.

Recalcando que se trataba de un momento histórico porque era el primer plan de uso de terrenos de la Isla, García Padilla aseguró que la elaboración del plan logró conciliar los diversos intereses “en protección del País”.

“Hoy le garantizamos certeza a Puerto Rico en lo que se refiere al uso de sus recursos y de sus tierras. Si alguna vez como pueblo permitimos que el interés individual fuera sobre el interés colectivo, ese error histórico termina hoy”, afirmó durante la ceremonia celebrada en la Casa Hambleton, del Fideicomiso de Conservación.

“Hoy el interés colectivo va por encima del interés individual”, agregó.

Vestido con guayabera blanca y mahones, García Padilla dijo que el ejercicio de elaborar el PUT sirvió para derrotar ideas viejas.

“Declaramos como pueblo, como país, falsa la idea de que es necesario escoger entre el progreso material y la protección de los recursos naturales y ambientales. Por eso, una de las principales fortalezas de este plan es que pone las reglas claras a todo el mundo”, afirmó en medio de los aplausos de los asistentes.

Afirmó que el ejercicio de clasificar la tierra de acuerdo al valor patrimonial, turístico, ecológico, agrícola e industrial permitía un desarrollo sustentable, balanceado y económico, que atendía variables como el cambio climático.

“Lo que queremos es que las ciudades cuando crezcan, crezcan ordenadamente, de manera compacta, que se repueblen, que no desparramen”, apuntó García Padilla.

Apuntó también que el PUT pretendía garantizar una administración integral de los recursos del suelo y agua, mientras promovía el desarrollo de vivienda de diversas densidades y tamaños; así como la expansión de negocios de una manera ordenada y eficiente.

En una breve alocución, el presidente de la Junta de Planificación, Luis García Pelatti, apuntó que el PUT era una asignatura pendiente desde el 1942 cuando la agencia que preside reconoció la necesidad de elaborar un plan.

Reconoció que hubo tropiezos en el proceso de elaboración del PUT, pero se mostró complacido con la visión de país y de futuro que adelantaba el nuevo plan.

“El PUT no resuelve todos los problemas. No los puede resolver porque no le toca resolver todos los problemas, pero si le toca resolver un problema de hacia dónde encaminar el desarrollo, la inversión, pero también la actividad económica agrícola y la ecológica”, afirmó.

También agradeció al gobernador “por tener la valentía y el valor de hacer lo que otros no hicieron”.

En rueda de prensa, el gobernador y García Pelatti aseguraron que el PUT no afectaría los proyectos que se encuentran encaminados.

“Si tiene permisos y tiene consulta de ubicación, el plan lo reconoce”, respondió García Padilla.

“El PUT no cambia legalidades... No estamos cambiando las reglas a mitad de camino. El que tiene una inversión la va a poder cumplir”, agregó, por su parte, García Pelatti.

García Pelatti también precisó que 54 de los 78 municipios de la Isla ya cuentan con planes territoriales, que ahora se conciliarían con la nueva política pública. Quedan 24 municipios pendientes.


💬Ver 0 comentarios