Cientos de personas permanecen refugiadas en Peñuelas. (GFR Media)

Aunque todavía los planteles del Departamento de Educación en Peñuelas no abrirán por los sismos, sobre 308 niños se matricularon ayer para comenzar clases a partir de mañana en ese municipio.

Estos alumnos podrán comenzar sus estudios en la iniciativa denominada "Viva la Escuela Pública", que inaugurará mañana la Asociación de Maestros en el parque Pedro Albizu Campos de Peñuelas.

La presidenta del gremio, Elba Aponte, indicó que el esfuerzo en coordinación con el alcalde de Peñuelas surge de maestros de las escuelas afectadas en ese pueblo y que desean ayudar a los alumnos que todavía no tienen escuelas para asistir.

"Vamos a estar brindando un servicio y toda la materia educativa, con toda la colaboración y coordinación que requieran para este inicio con los maestros voluntarios y directores que se han puesto a la disposición", sostuvo Aponte.

"Vamos a proveer los materiales y hemos estado trabajando para que estos niños puedan recibir los servicios, aunque sea de manera informal, para que no se vaya la matrícula, porque si hay emigración masiva, perdemos estudiantes, lo que va a tener otros impactos, otra situación más difícil", agregó.

Según Grichelle Toledo, secretaria general del sindicato, indicó que ayer llevaron a cabo el proceso de matrícula. Dijo que tendrán alumnos desde kinder hasta cuarto año de escuela superior.

Son estudiantes de cualquier área de Peñuelas, mientras que trabajan una coordinación para niños de Head Start y del Proyecto Casa.

Explicó que en ese parque hay gazebos que se usarán como salones de clases, así como carpas que ya han suministrado.

"Se van a agrupar por edades y la idea es ofrecer las destrezas básicas de las materias básicas", señaló Toledo.

"Lo ideal es que (lo ofrecido allí) se convalide (por el Departamento de Educación), porque porque tendremos maestros activos del DE, aunque contamos con personal T1. Tenemos maestros retirados también. "La idea es trabajar las destrezas básicas para que esos niños que no han podido ir a la escuela puedan ir retomando el inicio escolar".

"Como los maestros tenemos los compendios de los currículos y cuales son las destrezas, pues sabemos a qué darle prioridad, aunque primero el tiempo se dedicará para ventilar todas las emociones de este proceso", añadió.

Además de maestros, cuentan con directores voluntarios "porque sus escuelas están cerradas y no van a funcionar". Dijo que también tendrán guardias, sicólogos y maestros de educación especial.

Por el momento, trabajará por espacio de un horario limitado de tres horas, mientras esperan establecer acuerdos para poder tener almuerzo, lo que permitiría añadir más tiempo lectivo.

Toledo indicó que, aunque ya el Departamento de Educación está al tanto de esa necesidad, no pueden comprometer al personal de Comedores Escolares porque actualmente preparan alimentos para los refugiados, así que están evaluando opciones de alianzas con entidades sin fines de lucro.

La iniciativa ha tenido tanta acogida que ya han tenido comunicación con otros alcaldes, como los de Guánica y Guayanilla.

"De seis escuelas de Guánica, cinco no podrán abrir. De seis en Gauayanilla, cinco son vulnerables", afirmó.

Por otro lado, Aponte dijo que el Departamento de Educación evalúa la posible utilización de edificios públicos para convertirlos en escuelas.

"Ellos están evaluando, según nos informa el secretario (de Educación), como tres edificios gubernamentales, pero tienen que pasar por una debida inspección y cumplir con unos criterios y requisitos", expuso la líder sindical

"Así que la situación en el área sur va a dilatar, pero no hay prisa. Lo importante es que se trata de vidas", acotó.


💬Ver 0 comentarios