El grupo trabajó en la reparación y pintura de varias casas en el Barrio Barahona y en el cetro urbano. (Suministrada) (semisquare-x3)
El grupo trabajó en la reparación y pintura de varias casas en el Barrio Barahona y en el cetro urbano. (Suministrada)

La alcaldesa de Morovis, Carmen Maldonado González, recibió en la mañana de hoy, lunes, en la cancha comunitaria del Barrio Barahona a un grupo de 70 jóvenes miembros de Young Judaea, quienes llegaron a la la isla por invitación de los miembros de la sinagoga Shaare Zedeck de Miramar para realizar trabajo comunitario.

La organización Young Judaea es la entidad sionista juvenil más antigua de Estados Unidos, fundada en 1909 y que, junto a la comunidad judía isleña, ha contribuido a la reconstrucción de Puerto Rico mediante ayuda económica y social en distintas parte del país, luego del paso de los huracanes Irma y María, según un comunicado de prensa.

Estamos muy agradecidos de esta generosa aportación que llega de lejos y que es la respuesta a nuestras oraciones, ya que aún quedan familias con diversos tipos de necesidades y no vamos a detenernos hasta que podamos llevarlos a todos al camino de la reconstrucción”, expresó la alcaldesa.

Por su parte, Diego Mendelbaum, líder de la sinagoga y director de Centro Comunitario Judío de Puerto Rico, destacó que los jóvenes voluntarios que proceden de distintos estados de la unión americana provienen de distintos orígenes, “y como parte de Young Judaea se adiestran como líderes, en un compromiso con el ser judío, sus tradiciones y rituales. Hoy ejercen aquí el concepto hebreo ‘tikkun olam’ que se puede traducir al español como ‘la reparación del mundo’". 

Los jóvenes trabajaron en la reparación y pintura de varias casas en el Barrio Barahona y en el cetro urbano.

Entre las personas impactadas por la iniciativa se encuentra Don Roberto Chevres Salgado, octogenario residente del sector La Marina en el centro urbano, quien vive solo en una humilde casita y requería de limpieza intensiva, pintura. gabinetes y enseres como nevera y estufa.

Este es uno de los casos de personas de la tercera edad que viven solos y que atendemos desde nuestra Oficina de Iniciativa de Fe y Base Comunitaria. Recibir estos recursos adicionales como los que tenemos hoy, nos ayuda grandemente”, explicó Maldonado González. “Por ejemplo, los enseres que hoy entregamos a Don Roberto fueron donados por la Fundación de Carlos Delgado y Una Voz”. 

Otra brigada de jóvenes compartió con decenas de niños de la comunidad del Barrio Barahona, donde celebraron una feria en la cancha bajo techo, con diversidad de juegos tradicionales infantiles y casas de brincos.

Realmente disfrutamos mucho con los niños y los juegos y también practicamos un poco de español”, expresó Evan Ressel New York, miembro de Young Judaea.

La organización sin fines de lucro Nechama, cuyo lema es ‘the Jewish response to disaster’ también fue parte del esfuerzo de labores. Este grupo, que acoge voluntarios de todos los credos, también ha ofrecido su ayuda a comunidades en Estados Unidos golpeadas por tormentas, inundaciones y tornados.

Nechama surgió en 1993 con las graves inundaciones de Minneapolis, donde los ríos Mississippi y Missouri rebasaron sus cauces durante siete meses, causando más de $15 billones en daños y 32 muertes. Previamente, la organización SBP también estuvo en Puerto Rico reconstruyendo hogares en Barranquitas, Yabucoa y Vieques, bajo el concepto de resiliencia en las comunidades.


💬Ver 0 comentarios