Central de Costa Sur de la Autoridad de Energía Eléctrica. (David Villafañe)

El administrador de reestructuración y asuntos fiscales de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Fernando Padilla, notificó esta mañana que unos 5,000 clientes de la corporación pública perdieron el servicio eléctrico tras el más reciente sismo de 5.9 que estremeció la isla.

Previo al movimiento que se generó a las 8:54 de la mañana la AEE tenía un 95% de sus clientes con servicio, pero el porcentaje disminuyó a 93.07 ante la pérdida de abonados que registró.

"El sismo provocó varios disparos en alimentadores por lo que en Lares, Adjuntas, San Germán y Ponce se quedaron sin luz varios clientes. Ahora mismo tenemos 1,322,000 clientes con luz", detalló Padilla.

"Importante que la gente tenga bien claro que logramos llegar al 95% con la baja en demanda durante la noche y porque las pruebas resultaron positivas, pero necesitamos y rogamos que hagan un uso prudente del servicio eléctrico. Si el sistema registra un aumento abrupto en la demanda pueden dispararse las plantas y provocar un colapso y eso no es lo que queremos", abordó.

A las 8:00 de la mañana, según Padilla, la AEE generaba 1,564 megavatios (mv) para la demanda del momento, pero tenía disponible 2,080 mv.

Dicha generación permitía que un 95% de los clientes de la corporación pública tuviera servicio eléctrico.

"Bajamos un poco tras los disparos, pero ya se está trabajando para recuperar esos clientes sin luz", aseguró Padilla.

Desalojan Costa Sur

A consecuencia del sismo, el funcionario notificó, a su vez, que la administración de la corporación pública decidió ordenar el desalojo inmediato de todo su personal en la central de Costa Sur.

"Vamos a cerrar costa sur y ordenar el desalojo inmediato. Solo personal de ingenieros de estructuración va a permanecer con acceso limitado a las instalaciones. Vamos a asegurar que todos nuestros empleados estén seguros. No es una zona segura tras la actividad reciente, por lo que la administración tomó esa decisión de inmediato", expresó Padilla a El Nuevo Día.

La determinación se hace oficial esta mañana luego de que durante la tarde de ayer trascendiera que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, en inglés) había ordenado el desalojo de todo el personal de la planta. Sin embargo, aunque al principio la orden había sido confirmada por el director de generación de la AEE, dicha información fue desmentida por el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria de Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo, quien indicó que tenía imágenes que confirmaban que aún había empleados trabajando en la planta.

"El desalojo lo estamos haciendo ahora, lo estamos ordenando y no podrá haber nadie más aquí que no sean los ingenieros estructurales", insitó Padilla, quien añadió que recaerá en las manos de dichos ingenieros evaluar los daños tras el sismo.

Mantente conectado a endi.com para la actualización de esta historia.


💬Ver 0 comentarios