La directora de servicio al cliente señaló que las facturas que están por pagar ahora corresponden a un servicio ya prestado. (GFR Media)

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no contempla conceder una moratoria en el pago de la factura actual a sus clientes, pero no suspenderá el servicio en estos momentos a sus deudores debido a la emergencia sanitaria que a traviesa el país ante los casos positivos de coronavirus (COVID-19).

Ahora bien, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció que no se cortará el servicio de luz y tampoco el de agua a clientes con cuentas atrasadas.

No obstante, la directora de servicio al cliente de la AEE, Noriet Figueroa Meléndez, dijo a El Nuevo Día que prorrogar el pago por el servicio que presta esa corporación pública no está contemplado en estos momentos.

El toque de queda impuesto por la gobernadora el domingo mediante orden ejecutiva obliga a la población a permanecer en sus casas 24 horas hasta el 30 de marzo excepto a quien preste o vaya a recibir un servicio catalogado como esencial. La medida paralizó las operaciones de empresas, comercios, industrias y también afecta a las personas que ofrecen servicios profesionales o algún oficio por cuenta propia.

“No es que no lo contemplaríamos en algún momento, pero en este momento no es algo que estemos todavía discutiendo porque la realidad es que la emergencia económica no es para todo el puertorriqueño. No todas las familias se han visto afectadas, pero sí para aquellas que pudieran estar siendo afectadas por alguna compañía o empresa privada que no le estuviera pagando, podríamos contemplar las opciones de planes de pago para esos clientes. Una moratoria oficial no la estamos discutiendo”, señaló Figueroa.

La directora de servicio al cliente dijo que la prioridad de la AEE en estos momentos es continuar el servicio y orientar a los clientes “acerca de las plataformas y las opciones que tienen para pagar”.

“Estamos ahora trabajando y reforzando el servicio eléctrico para que todo aquel que está en su hogar pueda continuar disfrutando del servicio”, señaló la funcionaria de la corporación pública.

Figueroa dijo que el departamento de servicio al cliente compone, ahora, de 170 agentes que dan servicio a través de esa línea telefónica (787-521-3434) día y noche los siete días de la semana. A través de esa línea se pueden efectuar pagos, recibir orientación y también reportar la necesidad de algún servicio urgente o problemas con el mismo. El cliente también puede pagar a través del sistema automatizado (787-521-2121) o en línea.

La directora de servicio al cliente señaló que las facturas que están por pagar ahora corresponden a un servicio ya prestado.

“Los clientes que en este momento estuvieran afectados económicamente, tendríamos que estar discutiendo con ellos en el próximo mes, que sería donde realmente estaría el consumo que contemplaría el tiempo de cuarentena”, indicó.


💬Ver 0 comentarios