La Costa Sur de la Autoridad de Energía Eléctrica en Guayanilla. (Ramón “Tonito” Zayas)

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) opera con una deficiencia cercana a 1,000 megavatios en su flota generatriz, luego de los terremotos que sacudieron el sur de Puerto Rico el mes pasado, ha informado este lunes el director de Generación de esa corporación pública, Daniel Hernández.

La deficiencia podría reducirse a cerca de la mitad -es decir, a unos 500 megavatios- este mes, una vez EcoEléctrica reanude la totalidad de sus operaciones y la AEE complete la instalación del transformador que se averió en las instalaciones de Aguirre el año pasado.

Pero si antes de junio próximo, la AEE no logra asegurar al menos 500 megavatios de electricidad, no hay certeza de que el sistema eléctrico de Puerto Rico continúe operando con la estabilidad que necesita, admitió el ingeniero.

“Es un reto intentar agregar 500 megavatios en 90 días”, admitió Hernández en una vista que efectúa el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) para conocer la condición del sistema tras los terremotos del mes pasado. El Negociado también tiene en agenda discutir el Plan Integrado de Recursos (PIR) que ha preparado la AEE y que establecería la ruta que seguirá la corporación pública por los próximos 20 años.

La AEE apuesta a FEMA

Partiendo de las expresiones de Hernández, la situación de la flota eléctrica parece tan crítica que para salir del atolladero, la AEE no tiene otra alternativa que descansar en la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés). Esto, a fin de que la agencia federal provea un mecanismo de generación eléctrica temporal, tal como sucedió luego del huracán María en el año 2017.

Si bien en junio de cada año, Puerto Rico entra en una especie de modo preventivo por el inicio de la temporada de huracanes, ese mes también marca el preludio de los meses de mayor demanda eléctrica en la isla.

Según los datos provistos por la AEE, y excluyendo la generación provista por generadores privados, hasta el viernes pasado, la capacidad de generación base de la AEE se ubicaba en 1,022 megavatios y la reserva de generación en otros 680 megavatios.

Hernández agregó que, en sus conversaciones con FEMA, han estado abiertos “a cualquier alternativa” para traer energía al sistema antes de que llegue el verano próximo. Esto, porque entre los meses de mayo a agosto, la demanda de electricidad llega a su pico en Puerto Rico.

La AEE no solo está corta de capacidad para generar electricidad sino que la electricidad que, en la actualidad, transmite a miles de hogares, comercios e industrias en Puerto Rico es más cara, admitió la AEE, a preguntas de Bob Fagan, asesor del NEPR.

La condición de Costa Sur

Una vez la central Costa Sur salió de servicio con los terremotos del mes pasado, la AEE se vio precisada a entrar en servicio unidades que generan electricidad con diésel o el combustible llamado Bunker 6, una materia prima más costosa y más sucia que otras alternativas como el gas natural.

Como resultado, el costo de generar electricidad ha aumentado desde los terremotos de enero pasado, pero durante la audiencia, los oficiales de la AEE no pudieron precisar a cuánto ascienden tales costos, así como cuánto costará reparar Costa Sur.

“El futuro de Costa Sur, no lo conocemos en este momento”, dijo Hernández.

De acuerdo con el ingeniero, la AEE cuenta con un seguro de unos $300 millones y otro por $250 millones.

Sin embargo, Hernández no pudo precisar a cuánto ascienden los daños en la generatriz, así como los daños que experimentaron dos unidades en Mayagüez y que se encuentran en reparación.

Explicó que la AEE buscará a un tercero para que conduzca un análisis de los daños registrados tras los terremotos; que ese análisis tardará unos dos meses y que este se entregará a FEMA y también al NEPR.

De acuerdo con Hernández, no será hasta que se complete dicho análisis que la AEE podrá saber si vale la pena reparar y entrar Costa Sur en servicio o retirar esa generatriz.


💬Ver 0 comentarios