La entidad se prepara para montar próximamente una nueva carpa en Vieques y considera llevar una unidad móvil para Culebra. (AP / Manuel Balce Ceneta)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

---

La Asociación de IPAS (médicos primarios en prácticas independientes, por sus siglas en inglés) ha identificado 89 casos positivos de COVID-19 entre las 2,369 pruebas rápidas que ha realizado este mes a través de las 25 carpas donde médicos de la organización han estado haciendo pruebas para ayudar con los diagnósticos de este virus.

Dos embarazadas se encuentran entre los casos positivos detectados, confirmó el doctor Jorge Hess, presidente de la Asociación de IPAS, aunque advirtió que ambas se encuentran estables y no requirieron ser hospitalizadas.

Mientras tanto, la entidad se prepara para montar próximamente una nueva carpa en Vieques y considera llevar una unidad móvil para Culebra para hacerle pruebas a los residentes de esta otra isla municipio durante, al menos, tres días consecutivos.

“Queremos abrir las pruebas para los residentes de allí, adicional a la que ya tenemos en Fajardo”, dijo el doctor Hess.

Según el galeno, algunas carpas han estado recibiendo más movimiento de personas que otras. Datos de los casos de COVID-19 identificados advierten que donde más positivos han diagnosticado ha sido en la carpa del municipio de Arecibo, con 18 casos.

Sin embargo, Hess resaltó que en la carpa que ubicaron en el municipio de San Germán han notado una alta tasa de positividad entre las personas que han acudido a realizarse la prueba.

“Comparado con los positivos y negativos en otras carpas, hemos identificado muchos positivos allí (en San Germán). No se si se deba a un buen cernimiento de los médicos que están enviando a las personas (con síntomas sospechosos del virus) a la carpa”, dijo.

Datos de la Asociación de IPAS advierten que en San Germán se han identificado siete casos de COVID-19.

Según el protocolo, se supone que el médico primario del paciente lo evalúe y determine si tiene o no síntomas sospechosos del virus. Estos síntomas incluyen: tos, fiebre y en algunos casos diarrea y dolor en el cuerpo. Del paciente tener dificultad respiratoria, sin embargo, debe ser referido a una sala de emergencia.

Previamente, antes de hacerse una prueba de COVID-19 los pacientes debían hacerse primero las de influenza y micoplasma para descartar que sus síntomas no fueran de estas otras enfermedades. De arrojar negativo a estas, entonces se procedía a realizarle la de COVID-19. Sin embargo, ya se liberó el protocolo y si el médico entiende que el paciente debe realizarse primero la de coronavirus, entonces se le hace directamente.

A través de las pruebas que se han realizado en las carpas de la Asociación de IPAS se han identificado también cinco casos de influenza y 157 de micoplasma.

“Toda la información se le envía a la Oficina de Epidemiología del Departamento de Salud, le sometemos informes”, indicó Hess.

Según el médico, es importante que personas que arrojen resultados negativos pero sigan con síntomas sospechosos de COVID-19 se repitan la prueba.

No confíen en los resultados negativos, posiblemente haya que hacerle la prueba otra vez”, dijo al resaltar en el peligro de que la persona se confíe al arrojar negativo a la prueba pues debido a la continua exposición al virus podría infectarse en cualquier momento.

Hess informó que las personas interesadas en saber donde hacerse la prueba rápida de COVID-19 pueden comunicarse al 787-300-4241 o conectarse a su página web a www.tuipapr.com.


💬Ver 0 comentarios