Luego de que el terremoto del pasado 7 de enero estremeciera la central Costa Sur en Guayanilla, buena parte de Puerto Rico quedó a oscuras. (GFR Media)

La puesta en servicio de la flota de emergencia para restaurar la electricidad luego de los terremotos que afectaron el sur de la isla, podría traer un alza en la factura de la luz, ha dejado entrever, el director de Generación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Daniel Hernández.

En una rueda de prensa tras concluir su presentación en una audiencia en el Negociado de Energía de Puerto Rico acerca del Plan Integrado de Recursos (PIR), Hernández sostuvo que toman medidas para hacer contrapeso al impacto adverso que los terremotos acontecidos en el sur de Puerto Rico el mes pasado, han tenido en las finanzas de la AEE.

“Estamos en conversaciones con el seguro. Hay parte de la cubierta de seguros que cubre los gastos extra. Estamos en conversaciones”, dijo Hernández a preguntas de El Nuevo Día.

“La intención es que sea transparente todo lo que está pasando y no ocurra un aumento en costos energéticos”, sostuvo el ingeniero.

Luego de que el terremoto del pasado 7 de enero estremeciera la central Costa Sur en Guayanilla y le dejara inoperante, buena parte de Puerto Rico quedó a oscuras, pues el sismo provocó la desactivación automática y en cadena de la flota de la AEE y las operadoras privadas EcoEléctrica y AES.

Al perder Costa Sur, la AEE perdió aproximadamente una cuarta parte de su capacidad generatriz y esa electricidad se generaba con gas natural, la materia prima fósil más económica al presente. Para restablecer el servicio, la AEE tuvo que recurrir a las unidades que mantenía fuera de servicio por tratarse de generatrices que queman diésel, un combustible más caro, menos eficiente y más sucio.

Todavía la AEE no ha ofrecido cifras específicas en torno a los daños que experimentó la generatriz luego de los terremotos o cuánto ha invertido en recursos adicionales para restablecer el servicio.

Pero lo indudable, partiendo de las estadísticas de generación que divulga la AEE, es que la electricidad que se genera en la actualidad le cuesta más a la corporación pública, un impacto que acabaría en el bolsillo del consumidor sin paliativos adicionales.

Al presente, la factura de electricidad ronda unos 22 centavos el kilovatio hora (kvh).

Pero desde el mes pasado, cuando la AEE tuvo que recurrir a unidades como Cambalache y Aguirre para hacer contrapeso a Costa Sur, la corporación pública genera electricidad pagando por inventarios de combustible más caros.

A manera de ejemplo, el costo de la electricidad que se genera desde las unidades de Aguirre ronda entre 24 y 28 centavos kvh, según datos publicados por la AEE. El contrapeso en esa dinámica lo harían unidades en Palo Seco donde el costo por kvh rondaría entre 12 y 18 centavos o la electricidad que la AEE compra de EcoEléctrica y AES. Hasta hace unas horas, el costo por kvh, según los informes de generación de la AEE, rondaba ocho centavos y cuatro centavos, respectivamente.

Según Hernández, la AEE no solo conversa con sus seguros sino con la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) para identificar alternativas.

Un pedido de información hecho por El Nuevo Día a FEMA no recibió respuesta inmediata.

“Haremos todo el esfuerzo para evitar un aumento”, dijo Hernández.


💬Ver 0 comentarios