El oleaje estará de tres a cinco pies durante este fin de semana. (GFR Media)

Si había considerado salir a chinchorrear con sus amistades y familiares como parte del fin de semana largo sepa que tiene luz verde, puesto que no se espera que haya aguaceros que vayan a afectar su disfrute al aire libre.

Contrario a la humedad que predominó durante todo el día de ayer, el Servicio Nacional de Meteorología anticipó que hoy, sábado, las condiciones del tiempo se tornarán secas y estables con baja probabilidad de lluvias.

La meteoróloga Lee-Anne Inglés Serrano indicó, preliminarmente, que el área este recibió entre una a dos pulgadas de precipitación, mientras que el resto de la isla, a penas, acumuló una pulgada de agua como parte de los aguaceros que se generaron ayer.

“El patrón de hoy es completamente distinto a la humedad que nos afectó ayer. Ya la vaguada en la alta atmósfera se retiró y lo que dominará el área local es una masa de aire seco y deberá permanecer así el resto del fin de semana”, informó Inglés Serrano.

Además de la merma en las lluvias, las condiciones del mar también se tornarán más estables y aptas para el disfrute de los bañistas.

Durante este fin de semana de largo por el Día de Reyes, el oleaje se mantendrá entre los tres a cinco pies en aguas del océano Atlántico y de dos a cuatro pies en aguas del mar Caribe.

“Teníamos un riesgo alto de corrientes marinas para las playas del norte, pero ya mejoraron las condiciones y ahora el riesgo es moderado. No tenemos advertencias para operadores de pequeñas embarcaciones”, sostuvo Inglés Serrano.

Advirtió, sin embargo, que para la tarde del lunes las condiciones del mar se tornarán peligrosas por la llegada de una marejada del norte.

“Tenemos un sistema de alta presión que se está fortaleciendo y esa energía se refleja en el viento que, a su vez, la transfiere al oleaje y por eso tendremos condiciones en el mar que no estarán aptas para bañistas. De seguro, ya desde mañana, domingo, comenzaremos a emitir advertencias para que la gente comience a tener precaución”, anticipó la meteoróloga.

Entretanto, Inglés Serrano resaltó que la humedad que dominó ayer provocó que la temperatura mínima estuviera a tan solo un grado de alcanzar el récord de temperatura más fría.

“La temperatura mínima ayer fue de 75 grados Fahrenheit y el récord es de 74 grados. Ciertamente, estuvo frío como consecuencia de las lluvias que cayeron. Esa temperatura fue en San Juan, pero en Aibonito fue de 67 y lleva tres días con el mismo registro”, destacó.

Se espera que las temperaturas se mantengan frescas como parte de los cielos despejados y el viento que sopla del noreste a razón de 7 millas por hora.


💬Ver 0 comentarios