Una enfermera vacuna un menor de edad. (GFR Media) (horizontal-x3)
Una enfermera vacuna un menor de edad. (GFR Media)

La Asociación de Farmacias de la Comunidad urgió al gobernador Ricardo Rosselló a firmar un proyecto de ley que enmendaría la Ley de Farmacias de Puerto Rico para permitir que farmacéuticos certificados puedan vacunar a adolescentes de 12 a 17 años en las farmacias.

Según Linda Ayala, directora ejecutiva de la Asociación, la importancia de esta medida es que actualmente solo un 6% de los pediatras del país están vacunando en sus oficinas médicas.

“Ahora mismo la gran mayoría de pacientes está recurriendo a centros de vacunación para cumplir con el calendario de vacunas escolar,” dijo.

El Proyecto del Senado 40, de la autoría del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, con la coautoría del senador José Vargas Vidot, busca enmendar la Ley de Farmacias de Puerto Rico para permitir que en las farmacias se pueda vacunar a menores entre 12 y 17 años de edad. La ley actual solo permite que en las droguerías se puedan vacunar adultos de 18 años en adelante.

Según Ayala, con el éxodo de médicos y el cierre de consultorios donde se vacunaba, la población juvenil tiene menos alternativas de lugares donde vacunarse.

“Lo que se pretende es que éstos jóvenes se puedan inmunizar en las farmacias de comunidad. Esto no implica que esa inmunización sustituya una visita al pediatra para realizarse un examen físico”, dijo al comentar que el horario de operación de las farmacias de la comunidad le facilitaría el proceso de vacunación a los padres.

Ayer, el Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, a través de su presidente el doctor Víctor Ramos, le pidió al gobernador que no firmara esta medida ya que le quitaría una oportunidad para que los médicos puedan evaluar a los adolescentes cuando acudan a vacunarse. Ramos y varias pediatras resaltaron, además, que actualmente los índices de vacunación infantil en el país son altos, entre 80% y 90% de cobertura, lo que cumple con las exigencias del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Ayala recordó que durante el brote de influenza las farmacias de comunidad ayudaron a inmunizar a la población, lo que ayuda a aumentar el porciento de vacunación. Además, sostuvo que los farmacéuticos cuentan con unos protocolos que les permiten identificar alguna situación de salud comprometedora que enfrente el paciente y que las farmacias de comunidad mantienen los datos actualizados de inmunización en el Registro de Vacunación del Departamento de Salud. 

La directora de la Asociación de Farmacias de la Comunidad  también señaló la reciente orden administrativa de forma temporera que emitió Salud, tras el huracán María, para facultar a farmacias de comunidad a vacunar menores de 7 a 17 años, aunque resaltó que esta medida no pudo ser tan efectiva pues las farmacias no tenían la autorización ni estaban contratadas por los planes médicos o Salud para poder vacunar a niños y jóvenes de esas edades.

“Si queremos mejorar los niveles de vacunación, la única manera es mediante un proyecto de ley. Está en las manos del gobernador hacerlo realidad”, manifestó Ayala, quien señaló que en Estados Unidos 27 estados autorizan a farmacéuticos a administrar vacunas, sin límites de edad, mientras que otros 20 estados les permiten vacunar a menores entre 4 y 14 años. 

Según información de la Asociación, en Puerto Rico hay unas 750 farmacias de la comunidad.


💬Ver 0 comentarios