Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal. (GFR Media)

La Junta de Supervisión Fiscal ofreció hoy al gobierno de Puerto Rico recomendaciones sobre cómo invertir los $2,200 millones de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (Ley Cares, por sus siglas en inglés), para financiar los gastos no presupuestados relacionados con la pandemia del coronavirus.

Dichas recomendaciones están contenidas en una carta enviada a la gobernadora Wanda Vázquez.

“Los fondos otorgados por la Ley Cares son considerables y, si se usan apropiadamente, pueden proveer el apoyo necesario para mitigar, contener y minimizar el efecto del COVID-19 en las vidas de los puertorriqueños y de la economía local”, comentó la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión, Natalie Jaresko, en un comunicado de prensa.

“El gobierno debe cerciorarse de que estos fondos tengan el mejor efecto posible en la respuesta y en la recuperación, y que se utilizarán de manera estratégica desde ahora hasta diciembre de 2020”.

“Tenemos que invertir en la realización de pruebas, el rastreo y en nuestro sistema de cuidados de salud en general. Asimismo, el gobierno debe enfocarse en las áreas más impactadas por las medidas que se tomaron para proteger a Puerto Rico a partir de la propagación del COVID-19, muy particularmente, nuestro sistema de educación y aquéllos que perdieron sus empleos o negocios”, comentó Jaresko.

Además de las recomendaciones, el ente fiscal le solicitará al gobierno informes bisemanales de gastos y contrataciones, además de exhortarlo a publicar información que permita a la ciudadanía ver y analizar fácilmente todos los programas y desembolsos.

Estas son las seis área que la Junta recomienda invertir los fondos:

Monitoreo y sistema de evaluación: aumentar significativamente la oferta de kits de pruebas de COVID-19 y comprar redes de alta tecnología para rastrear el contagio.

La infraestructura de servicios de salud: poner en marcha un plan de almacenamiento y distribución para administrar el inventario y racionar los suministros y el equipo, como los productos de protección personal (PPP), los ventiladores y las pruebas de detección del virus;

Educación a distancia y aprovechamiento académico: realzar educación a distancia a fin de recuperar el aprendizaje perdido y prepararse para el posible resurgimiento del COVID19

Pequeños negocios: adiestramiento y asesoramiento que los ayuden a funcionar en la nueva realidad económica

Desempleo a largo plazo: invertir en fortalecer el desarrollo de la fuerza laboral;

Reembolso al Gobierno: una porción de los $500 millones, que formaron parte de los $787 millones del Paquete de Apoyo de Medidas de Emergencia, pueden ser reembolsados conforme a la Ley Cares.


💬Ver 0 comentarios